Cueva de Naica, en riesgo de inundación

1022
naica

Ciudad de México

Un grupo de espeleólogos y geólogos de al menos seis países alerta que la cueva de cristales de Naica, formación única en el mundo dentro de la mina del mismo nombre, está en riesgo de inundación, con lo que se perdería información importante sobre la historia geológica de la Tierra.
La mina de Naica se encuentra en Chihuahua, en su interior está la cueva del mismo nombre que aloja los cristales de selenita (yeso) más grandes del mundo con una antigüedad superior a los 250 mil años.
El grupo de exploración geográfica La Venta, en colaboración con universidades de México, Italia, España, Inglaterra, Noruega, Estados Unidos y Alemania, realizó trabajos de investigación en el lugar hasta 2010 cuando, sin explicaciones, la administración de la mina a cargo de la empresa Industrias Peñoles SAB de CV negó el acceso al equipo de científicos y exploradores que estaban trabajando.
La parte más importante del proyecto de exploración e investigación científica quedó incompleta.
En 2016 la mina sufrió una inundación, sin embargo la cueva aparentemente está libre de agua, pero no se sabe hasta cuándo. Los más de 50 científicos involucrados en la investigación demandan el acceso inmediato a Naica para constatar que el agua no ha llegado hasta la cueva, pues de lo contrario “estaríamos perdiendo para siempre esta maravilla natural patrimonio de la humanidad y toda la información científica que podemos obtener de ella”.

Alicia Dávila García, coordinadora de La Venta, dijo a Infobae que dentro de esa cueva existe “información geológica de cómo era la Tierra hace miles de años, en el agua en donde se formaron los cristales hay burbujas de agua que nos dan información de interés científico importante”.

El grupo quiere que la empresa le dé permiso para ingresar 10 días a la cueva no solo para constatar que el agua no ha llegado hasta ahí sino también para concluir su trabajo de investigación y realizar un escaneo láser “que pueda brindarle a la humanidad el privilegio de conocer esta maravilla natural”.
Voceros de Peñoles, propiedad del empresario Alberto Baillères, el tercer hombre más rico de México, le ha reiterado a los expertos que no hay acceso al lugar.

“Lo último que nos dijeron es que la cueva corría riesgo si nosotros entramos, lo que es raro porque estuvimos muchos años haciendo una investigación. Se intentó por muchos medios llegar a la gente, pero no nos reciben”, explicó Alicia Dávila.

La cueva de cristales es una de las cuatro dentro de la mina. Fue descubierta accidentalmente en el 2000 por trabajadores que realizaban actividades de exploración.
Sus cristales pueden alcanzar 15 metros de largo y más de 10 toneladas de peso.

Comentarios