En estos días de violencia generalizada, la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) puso en su agenda, como una prioridad, la revisión del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), al que le atribuyen, en buena medida, esta ola delictiva que tiene al país con los focos rojos y que ya despertó la atención internacional. El gobernador Omar Fayad Meneses es uno de los principales críticos del nuevo sistema y por tanto ya asumió un papel protagónico en la Conago como impulsor de esta nueva reforma. Ayer Fayad detalló que con los gobernadores asociados a la Conago ya trazaron una ruta crítica de seis pasos para la reforma cuyo objetivo es quitarle cargas probatorias al Ministerio Público, evitar la exigencia de un estado probatorio alto, e impedir que el Ministerio tenga la obligación de exponer su razonamiento para convencer al juez. La reforma propone modificaciones al artículo 167 del código nacional de procedimientos penales y también prevé eliminar la figura de vinculación a proceso con el propósito que todas las personas queden procesadas.  Plantea que los delitos dolosos, cuyo término medio aritmético sea igual o mayor al término de cinco años, merecen prisión preventiva oficiosa. Es necesario analizar y discutir la reforma con mucho detenimiento puesto que plantea regresar prácticas del viejo sistema de justicial penal. Entre otros objetivos, el NSJP busca disminuir el tiempo en que un conflicto es resuelto; además, evitar hasta donde sea posible, que una persona sospechosa de cometer un delito pise una cárcel. Además, el NSJP tiene como estandarte salvaguardar los derechos de las personas y parte del principio de que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Estos principios tienen un por qué. Así que, para emprender la reforma, debe hacerse una profunda reflexión y análisis con especialistas. Recordemos que con el anterior sistema las cosas no eran precisamente las mejores. De filón. La ola de violencia contra periodistas continúa. Y no se ve por dónde cortarla. Los anuncios hechos por el presidente Enrique Peña Nieto se ven más como una estrategia mediática que un verdadero compromiso por evitar esta carnicería. Ojalá nos estemos equivocando.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios