En las calles de Pachuca siempre se encuentra algo nuevo. En este caso es una fosa de profundidades reservadas, que permanece abierta en la calle Cuauhtémoc casi esquina con 16 de Enero. Sin ningún aviso precautorio, cualquier peatón o fauna urbana podría caer en esa cueva

Comentarios