Culmina Cátedra Patrimonial en Bioética

336

La clausura estuvo enmarcada en una reflexión sobre el trato en la atención a pacientes infectados, así como la vulnerabilidad que genera la obesidad ante el coronavirus

Pachuca.- Con una reflexión sobre el trato humanizado en la atención a pacientes infectados, así como la vulnerabilidad que genera la obesidad ante el coronavirus (Covid-19) fue clausurada la 11 Cátedra Patrimonial en Bioética “Doctor Guillermo Soberón Acevedo”, que por primera vez celebró en su modalidad virtual el Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en coordinación con la Comisión Nacional de Bioética (Conbioética) del 7 al 9 de octubre.

Al declarar el cierre del evento, mismo que reunió a mil 665 asistentes a través de la plataforma Zoom, la coordinadora académica del encuentro Graciela Nava Chapa deseó que los conocimientos vertidos en esta edición contribuyan a formar mejores profesionistas y seres humanos que demanda la sociedad en materia de salud pública.

El tema central fue “Bioética en tiempos de pandemia Covid-19”, en el que se impartieron 10 conferencias y dos talleres con la intervención de 12 ponentes, entre ellos expertos de instituciones clínicas del estado, así como de la Conbioética, refirió la coordinadora del comité operativo de la cátedra y de vinculación del ICSa, Josefina Reynoso Vázquez.

Los estudiantes del ramo, además de profesionales y público en general pudieron encontrar un espacio de análisis sobre las condiciones de vulnerabilidad en el contexto de la contingencia y sobre las consecuencias del que puede considerarse un desastre socio-sanitario. Igualmente, los talleres impartidos giraron en torno a los comités hospitalarios y la investigación en bioética.

La 11 Cátedra Patrimonial en Bioética cerró con la charla “Nuevo etiquetado de alimentos”, a cargo de la nutrióloga Mónica Minutti Sánchez, quien expuso que las metas de esa estrategia es que los consumidores tengan a la vista la calidad nutricional de los productos para que puedan tomar mejores decisiones de compra y con ello mejoren su salud. Asimismo, el propósito es que la industria fomente mercancías más saludables.

Dicho esquema surgió a partir de la Norma Oficial Mexicana NOM-051, cuyo propósito es establecer un estampado frontal que advierta de forma clara y veraz sobre el contenido e ingredientes que representan riesgos para la salud.

De acuerdo con la especialista, esa estrategia es relevante ya que más del 75 por ciento de población adulta presenta sobrepeso u obesidad. Consideró que el problema resulta grave por el alto número de muertes que ocasiona, además de que lleva a la población a ser más vulnerable ante el Covid-19.

Comentarios