Culmina protesta por los 43 en Tlalpan

359
protesta

Ciudad de México.- Los padres de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos liberaron la caseta de Tlalpan, de la autopista México-Acapulco, luego de más de tres horas de cobrar por el paso de vehículos.
Desde las 10:30 horas de ayer, los familiares, en compañía de normalistas, levantaron las plumas de las casetas de cobro, tanto de entrada como de salida de la Ciudad de México.
Aunque pregonaban que el paso era libre, los estudiantes, encapuchados, colocaban trafitambos frente a los vehículos para que se detuvieran y dieran su cooperación. Pocos fueron los que se molestaron al grado de acelerar y pasar sin dar dinero; la mayoría daba 20 o 50 pesos, aunque también hubo quien dio 100 o 200 pesos y los alentó en su lucha.
“Si es molesto para ustedes, es doloroso para nosotros decirles que seguimos buscando a nuestros hijos”, les decía Felipe de la Cruz, vocero de los padres, a los automovilistas, a través de un micrófono conectado a una bocina.
Pasadas las 13:30 horas, De la Cruz ordenó liberar las casetas, con lo que de inmediato los trabajadores de Caminos y Puentes Federales reanudaron el cobro de 74 pesos. Con ese acto concluyó la Caravana +43 Memoria y Esperanza, que inició el 20 de diciembre en Iguala, Guerrero, y en la que recorrieron ciudades como Taxco y Cuernavaca, hasta entrar ayer a la Ciudad de México.
Hoy, los inconformes realizarán una marcha de la Glorieta de Peralvillo hacia la Basílica de Guadalupe, donde el Obispo Raúl Vera oficiará una misa. “Para nosotros es muy difícil este día, que no tenemos a nuestros hijos, son tres navidades que no podemos abrazar a cada uno de los 43 normalistas”, lamentó Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista.
“Queremos decirle a todo el Pueblo de México que no nos vamos a rendir hasta saber la verdad”, finalizaron.

Recorrido

  • Inició el 20 de diciembre
    en Iguala, Guerrero; recorrieron ciudades como Taxco y Cuernavaca, hasta entrar ayer a la Ciudad de México

Comentarios