¿La política crea la cultura o es la cultura la que crea la política?
El futuro presidente de nuestro país será una consecuencia de la cultura y al igual que en la agricultura, solo se cosecha lo que se siembra.
Generalmente se mira el Mundial de Futbol y los triunfos de la selección mexicana como un símbolo de orgullo, si bien el que se juega la vida en cancha es quien entrena para obtener tales resultados, son sus fieles y los intereses involucrados quienes justifican las impresionantes inversiones en este deporte. Sin embargo, las multas que ha impuesto la FIFA por el uso de conceptos discriminatorios y peyorativos en los partidos, nos demuestran que la cultura no se mide solamente por las fronteras o la cantidad de seguidores de una doctrina, también por las conductas, como el reprobable acto de incendiar la bandera de Alemania, que se viralizó en redes sociales hace unos días, o utilizar la degeneración del idioma para incitar conductas vulgares hacia jóvenes rusas de parte de latinos.
El sábado pasado, en el marco de la marcha gay en su 40 aniversario, comunicadores de distintos medios entrevistaron a los participantes, donde las preguntas más constantes fueron acerca de los derechos de la comunidad LGBT. Una pareja de lesbianas respondió que sí han existido avances, incluso la misma marcha es un ejemplo de ello, ya que anteriormente quienes la comenzaron en distintos países tuvieron el valor de enfrentar sus miedos al exponerse a la opinión pública y con ello el riesgo de ser objeto de represalias laborales, familiares, gubernamentales, de amistad o religiosas; o bien, ser violentados física, verbal e ideológicamente. Algunos iniciadores de ese movimiento, como Harvey Milk y otros, así como líderes ad mortem sin nombre, ejecutados por el fanatismo religioso, como los horrendos episodios cometidos en la zona de conflicto de Oriente Medio bajo el control del Estado Islámico o ISIS, quienes en su política de terror y exterminio ejecutaron a un niño de 15 años después de ser violado por uno de sus líderes al que le perdonaron la vida y como castigo le desposeyeron de todos sus cargos y le enviaron al noroeste de Irak para unirse a los frentes de lucha, una de las zonas más peligrosas del planeta. En enero de 2016, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos registró al menos 25 hombres supuestamente homosexuales, de los cuales 16 que fueron arrojados desde lo alto de los edificios, seis fueron apedreados hasta la muerte y tres fueron fusilados de un tiro en la cabeza, aquellos habitantes presenciaron los actos como si de un espectáculo se tratara, al igual que la afición futbolística cuando grita “puto” y otras expresiones, como si la denostación fuera motivo de ovación.
Mártires de la posmodernidad; algunos todavía en pie y otros más guardados en la memoria de nuestra época, seguirán siendo un ejemplo de resistencia ante un mundo cada vez más hostil; vivos o ausentes, su energía siempre estará presente.
Somos la generación millennial, que en 2012 representábamos el 17 por ciento del padrón electoral y hoy somos el 40 por ciento, con alrededor de 34 millones y medio de electores. Este fin de semana expresaremos en las urnas los atropellos ocasionados por las “autoridades” en cuanto a derechos laborales, humanos, ambientales y otros; como legitimar la subcontratación, aunque esta afecte nuestro futuro, inexistencia de seguridad social, un retiro digno e incluso ni siquiera contar con la capacidad económica para aportar los impuestos necesarios que exigirán quienes estén por jubilarse, sin contar las riesgosas inversiones hechas por quienes realizan sus aportaciones en algunas de las Afores que han invertido en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, emitiendo o absteniéndonos de ejercer nuestro derecho a sufragar.
La tecnología, nuestro aliado, es también nuestro peor enemigo, amores en tiempos de Tinder circulan fakes por las redes. El nuevo gobierno en nuestro país tendrá retos, pero mayores serán nuestros desafíos.
Hagamos una pausa, miremos a las personas que han construido confianza en nuestras vidas, pongamos en la balanza del destino los platillos de la filosofía y de la conducta, pesemos ambas energías para medir el nivel de equilibrio, que da su valor al precio de la congruencia; un candidato será elegido para dirigir la intimidad de nuestras vidas, como ciudadanos de esta gran nación.
#FuerzaMéxico
#Elecciónes2018
#OrgulloLGBT
#DespiertaMéxico

FB: El Séptimo Estado

Comentarios