La Secretaría de Cultura, y sus dirigentes, siguen siendo la “Conaculta” pero con otro nombre, nada más lo mismo. El arte, la música, la plástica, el cine, en fin, toda expresión de cultura en nuestro país sigue más maniatada que un preso, pero un preso condenado a cadena perpetua, sin derecho a libertad condicional ni salida posible a la vista, amén de que mantenerse en esta cárcel de la ignominia y de casi el olvido absoluto, vamos, que lo menos que hace parecer es que es difícil que subsista, y como siempre en un sistema penitenciario como el de nuestro país en el que sin dinero (presupuesto) pues es más difícil aún.
Hasta dónde tenemos que llegar antes de entender que la creatividad, la cultura en general de un país es su corazón, alma y semillero, fruto y flor, son los grandes resultados y avances más importantes y valiosos para toda la vida nacional, ahí están los grandes talentos, el de los rompe esquemas, los más estoicos, en fin los más valiosos, insisto, para todo país la cultura si no se empuja y se le da la importancia que merece, es como tener una enfermedad, progresiva y mortal, que yo la llamaría “mediocridad” . Morir de ello en un país, es decirle a su gente, y al mundo, nos rendimos, ya no podemos ni vamos a aportar nada, es como despedirse para siempre, es decir se nos acabó la fuerza mental, la capacidad de ver molinos, de hacerlos y dibujarlos, creer en ellos y que nadie hable más de nosotros, es como decir “ya no hablan don Quijote, ahora sí que ya no andamos, ni cabalgamos”, es un México sin futuro, pero además que arrastraría al olvido del mundo nuestro pasado, tan rico en cultura y de tantas variedades de las mismas, precolombinas, etcétera. No vamos a dejar que también ahora esto nos afecte, los problemas de economía mundial, los precios del petróleo, el Brexit, sí hay dinero y debe haberlo para cultura, ¡vamos haciendo ya un esfuerzo más serio!, importante, todos, para que la Secretaría de Cultura exista, como debe ser, con todo lo dicho anteriormente y más.
Entendamos que muchos jóvenes, politécnicos, universitarios y profesores ya se hubieran expresado por ahí y no en tantos plantones y bloqueos. Quiero decir que la idea es mejorar, advertir la llegada de lo mal canalizado y darle por donde expresarse de manera ordenada, pero libre.
Tal vez por ello es que me refiero, con todo respeto, a todos los que entiendo pueden y deben hacerlo, vamos, al menos los de la lista de personas indicadas por la iniciativa para la formación de
la secretaría y que cito:
Notables: Solo por mencionar a algunos de los integrantes del consejo técnico consultivo que forman parte de las siguientes dependencias e instituciones:
Senado de la República
Secretaría de Cultura
Secretaría de Economía
Secretaría de Turismo
Secretaría de Educación Pública
Comisión Nacional de los Derechos Humanos
Universidad Nacional Autónoma de México
Universidad Autónoma Metropolitana
Universidad Veracruzana
El Colegio de la Frontera Norte
Instituto Politécnico Nacional
Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas
Coordinación de Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República
Propósitos: Cinco ejes propuestos por la Secretaría de Cultura para que sean contenidos en la Ley General de Cultura:
Respeto irrestricto a la libertad creativa
Participación social
Reconocimiento pleno a los derechos culturales
Ampliación del acceso a la cultura en un ámbito de pluralidad
Potencialización del uso de las tecnologías de la información y comunicación
El presidente Peña Nieto ya hizo lo suyo. ¡Veamos que se aplique ya, aunque se requiera cambiar a quien sea que esté estorbando, pero hagámoslo señores, por favor, por este país, que está en “coma” cultural y antes que se mueran las neuronas, los creativos, por ello, es decir para ayer, antes de que sea demasiado tarde! Y pasemos a ser otra leyenda como muchas o como la olvidada e incierta Atlántida.

Comentarios