Zempoala.- El Acueducto del Padre Tembleque cumplió ayer dos años de haber sido nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO; para celebrarlo el monumento fue rodeado por habitantes de las diferentes comunidades de Zempoala.

Padres de familia, profesores y habitantes, así como estudiantes de los tres niveles de educación básica se sumaron al encuentro. Se trató de la tercera cadena humana en el acueducto que fue realizaba ayer en los distintos puntos que conforman la obra hidráulica más antigua del Virreinato.

Pese a que fueron convocados, funcionarios como los titulares de las secretarías de Turismo, Cultura y Educación, Eduardo Baños Gómez, Olaf Hernández Sánchez y Sayonara Vargas Rodríguez, respectivamente, no asistieron a la cadena humana, tampoco el alcalde de Zempoala, Héctor Meneses Arrieta.

No obstante, los dos últimos brindaron su apoyo a la organización, la SEPH con la autorización de la participación de las escuelas y el ayuntamiento con aspectos relativos a la logística, principalmente seguridad.

El Patronato Acueducto Tembleque AC, asociación que organizó la cadena, calculó la asistencia de alrededor de 4 mil personas distribuidas en diferentes puntos a lo largo del monumento, como es el caso de Santa María Tecajete, Acelotla, arquería monumental y centro de Zempoala, por mencionar algunos. Se sumaron también los municipios de Nopaltepec, Axapusco y Otumba por donde también cruza el complejo.

La cadena humana inició en el centro de Zempoala, específicamente en el exconvento de Todos los Santos y se extendió por cada uno de los ramales que lo integran; varios niños rodearon los manantiales que mantienen vivo al acueducto, mientras otros engalanaron la majestuosa arquería monumental.

De acuerdo con la presidenta del patronato, el objetivo de la actividad está orientado a que la comunidad sea custodia del acueducto. “Queremos despertar la capacidad de asombro para que comprenda que no es un monumento nada más, de que veamos al acueducto como un ícono de identidad; estamos muy contentos porque las escuelas participaron, los directores y los docentes solicitaron esa cadena humana, de manera que se unieron preescolares, primarias y secundarias”, expuso en entrevista Guillermina Acosta Barrera.

Acosta Barrera, quien ha dedicado buena parte de su vida a preservar el Acueducto del Padre Tembleque, agradeció el respaldo de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) para la organización del evento.

“El objetivo es recordar que tenemos un acueducto construido en el siglo XVI, por una necesidad de agua limpia en varias comunidades, y que hoy en el siglo XXI es Patrimonio Mundial de la Humanidad, porque ciertamente tiene valores universales excepcionales”, expuso.

Así como el nombramiento como Patrimonio Mundial de la Humanidad, la cadena humana pone ante los ojos del mundo un monumento que hace 20 años estaba olvidado y estaba convertido en un monto de piedras viejas. Hoy, el Acueducto del Padre Tembleque está más vivo que nunca, por lo cual el patronato trabaja para garantizar su permanencia.

Dato

Fueron convocados Eduardo Baños, de Turismo; Olaf Hernández, de Cultura y Sayonara Vargas, de Educación, pero no asistieron al evento

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorVen fallas en penales construidos por IP
Artículo siguienteEgresa generación con más reconocimientos de preparatorias de UAEH
Laura Elizabeth Trejo
Egresada de la UAEH, reportera, hecha en este diario, a cargo del mundo de los negocios, doglover, activista de los derechos de los animales, fanática de The Beatles. e-mail: [email protected] Facebook: Laura Trejo