Cumplimiento de medidas costará hasta 3 mil pesos

327
respetar contingencia

Pachuca.- Abrir los negocios el primero de junio sin un protocolo de medidas sanitarias que garantice la seguridad de clientes, trabajadores y los propios empresarios no es posible, declaró el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Pachuca, Carlos Ham Mejía.

En conferencia de prensa virtual ofrecida ayer, el dirigente añadió que la implementación de un mecanismo de ese tipo tardará entre dos y tres semanas.

Al presentar el Protocolo para el regreso de los comercios, los servicios y el turismo a la actividad económica durante la emergencia sanitaria Covid-19, el líder empresarial destacó que hay que considerar que Hidalgo es todavía una entidad que está en foco rojo.

“Muchos ya quieren salir, sin embargo, nosotros consideramos que, para eso, primero debemos generar un protocolo de bienvenida a nuestros clientes, para cuidar a los trabajadores y a nosotros mismos; eso nos puede llevar entre dos y tres semanas”, expuso.

Detalló que el protocolo diseñado por Canaco contempla sanitizar los establecimientos, “hasta la última esquina”. Además, planteó la posibilidad de buscar una certificación de gobierno que avale la calidad de los espacios.

El mecanismo también contempla que los negocios cuenten con guantes, gel antibacterial, termómetros para medir la temperatura del personal y los clientes, así como constituir una comisión de seguridad e higiene. También se fomentará el pago a través de mecanismos digitales.

El documento, dijo, fue diseñado con las consideraciones de médicos, epidemiólogos y especialistas, “personas que nos ayuden a construir un documento que pueda ser útil para las empresas de comercio, servicios y turismo”.

El presidente de la Canaco estimó que el cumplimiento de nuevas medidas sanitarias para un negocio pequeño, de unos 20 metros cuadrados, será de entre 500 a mil pesos, mientras que para los de 100 metros, podría implicar una inversión de 2 mil a 3 mil pesos.

En ese contexto, indicó que el organismo empresarial apostará por las compras consolidadas para que los establecimientos cumplan con las medidas necesarias de cara a la nueva normalidad.

Respecto al pronunciamiento que hicieron comerciantes del centro histórico de Pachuca de abrir sus negocios el primero de junio debido a que ya no tienen reservas para mantenerse otro mes sin vender, Ham Mejía declaró que no se trata de “abrir por abrir”, “hay que tener en cuenta que tenemos que protegernos todo”.

En ese contexto, llamó a los afectados a generar una mesa de dialogo que permita encontrar alternativas para hacerle frente a los problemas de liquidez que presentan por mantenerse cerrados.

Comentarios