Cumplió expectativas Festival de Música de Cámara: Gaétan

328

Pachuca.-

Con un alcance de alrededor de 2 mil personas, el tercer Festival de Música de Cámara cumplió con la expectativa de acercar la cultura a diferentes públicos de la sociedad, refirió el director artístico de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH), Gaétan Kuchta.

Previo a concluir los conciertos del festival, el director artístico de la OSUAEH destacó que les fue muy bien en las poco más de 20 presentaciones con la participación del mismo número de ensambles, “fuimos a tocar al Teletón, a varios institutos de la universidad, en el IMSS y muchos otros lugares”.

El músico comentó que la idea era acercarse a la ciudadanía y esperaban poca asistencia, sin embargo, abarrotaron los lugares donde se presentaron, “en las escuelas e institutos de la UAEH los alumnos se quedaron a todos los conciertos, sin ir al baño”, bromeó; y compartió la sensación que vivió en el Teletón, ya que dijo, “es muy emotivo ver cómo la música nos puede cambiar la vida o solo cambiar el día”.

Durante dos semanas, músicos de la OSUAEH se presentaron en 22 conciertos como parte del tercer Festival de Música de Cámara “Ver para creer, escuchar para sentir”, con repertorios de obras de todos los tiempos ejecutadas por diversos ensambles, desde piezas de Mozart, Beethoven, Schubert y Vivaldi, hasta bandas sonoras del cine.

“Es importante el festival de música para que la gente se acerque a la orquesta de manera diferente, acercarse a muchas personas es muy complicado pero acercarse a cuatro es más íntimo; además, nos facilita la difusión de la cultura en todas esas asociaciones, empresas, o en los institutos, es importante para nosotros”, refirió.

Además de escuelas e institutos de la Autónoma de Hidalgo, los músicos de la OSUAEH se presentaron en el centro de negocios universidad, restaurante Chikita Café, restaurante Sotero, hotel Gamma, Ánfora, centro de seguridad social, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Teletón Hidalgo y la clínica gerontológica y parroquia San Antonio de Parra en Cuautepec.

Comentarios