Si tiene un desgaste o tiene una falta de nitidez general en el grabado, entonces se trata de un ejemplar apócrifo

Ciudad de México.- La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) destacó que además de los billetes, también existen monedas falsas, por lo que cualquier diferencia que sea notada en peso, diámetro o espesor, puede indicar que es un ejemplar apócrifo.

Mediante una infografía en su cuenta de Twitter, el organismo detalló que las monedas de uno, cinco y 10 pesos están ensambladas a la perfección, por lo que, si son auténticas, al tocarlas no debe percibirse ningún borde en la unión de los metales.

La Condusef explicó que el canto o borde de la moneda puede ser liso, con ranuras paralelas, o bien, con una combinación de ambas, pero si presenta rebabas u otras irregularidades, puede tratarse de una moneda falsa, y agregó que al tocarlas la textura de las monedas debe ser lisa.

En ese sentido, precisó que el color es único, es decir, no cambia durante toda la vida de la moneda. Señaló que es importante resaltar que las monedas mexicanas carecen de algún recubrimiento ni tienen chapa metálica ni pintura sobrepuesta, por lo que no se decoloran.

Por último, informó que si una moneda tiene un desgaste homogéneo o tiene una falta de nitidez general en el grabado, entonces también es una moneda falsa.

  • El organismo detalló que las piezas están ensambladas a la perfección, por lo que, si son auténticas, al tocarlas no deberá percibirse ningún borde en la unión de los metales

Comentarios