Dan oportunidad a jóvenes para expresarse con arte urbano

306
murales

 
Pachuca

La delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en conjunto con el chef Aquiles Chávez y la asociación civil Nueva Vida apoyaron a jóvenes con problemas de adicciones, residentes de barrios altos de Pachuca, ofreciéndoles espacios de expresión en el ámbito del arte urbano.
Las actividades consistieron en la realización de murales en el Restaurante Sotero, mismos que tuvieron la guía del artista hidalguense Rubén Gil, plasmando imágenes representativas de la gastronomía hidalguense, las cuales en su conjunto llevaron por título Murales con sabor a Hidalgo.
Lo anterior a través de los programas de Coinversión social y Fomento a la economía social; así como donativos de la iniciativa privada, en esta ocasión, del Restaurante Sotero.
El delegado de la Sedesol Onésimo Serrano dijo que esas actividades coadyuvan en las líneas de acción de la Estrategia Nacional de Inclusión Social y agradeció a quienes se sumaron a esa tarea.
“Hoy nos ocupamos del trabajo, sin sacar raja política, sin aprovechar otras situaciones, estamos trabajando diariamente, nuestro compromiso es con los grupos más vulnerables de Hidalgo; los recursos públicos se destinan a programas sociales como el de Comedores comunitarios, espacios donde se ofrece alimentación sana, variada y suficiente, a adultos mayores, niños y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia”, puntualizó.
El chef Alquiles Chávez comentó que “la idea es ir cambiando los murales cada semestre, que se haga un espacio en movimiento, en la calle, porque la calle es de todos”.
Rubén Gil dijo que se generó una dinámica armónica para los jóvenes participantes, “se hicieron esténciles, para que quienes no están habituados a dibujar pudieran guiarse con una plantilla”.
Miguel Mejía, quien junto con 25 jóvenes más participó en Murales con sabor a Hidalgo, compartió: “Desde hace año y medio estoy rehabilitado, doy las gracias a la asociación Nueva Vida, quien se fijó en mí; yo era de vicio, una lata de PVC era lo que consumía en todas mis comidas. El dibujo salió de una creación de una chica. Si traía ira o estrés ahí la sacaba, dibujando. Como dijo el delegado, esas dos horas en las que me pude estar drogando, mejor hice unas líneas de dibujo. Aquí necesitamos solo de las pinturas, las brochas y no de la droga”.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios