¡De 10, de a 10 veladoras y flores!

146
veladoras y flores

Personas realizaban las compras de última hora para preparar todo y recibir a sus difuntos

Pachuca.- Veladoras, fruta, pan, nueces y dulces típicos predominaban en la plaza Constitución y las inmediaciones del mercado Primero de Mayo de Pachuca, donde las personas realizaban las compras de última hora para preparar todo y recibir a sus difuntos, quienes percibían el aroma de flores y copal.

¡De a 10, de a10 llévele de a 10!, era uno de los gritos predominantes con los costos de las veladoras y los ramos de flores en la calle Patoni, que lucía abarrotada por diversos puestos y cientos de personas que se obstruían unas a otras el paso, al detenerse a comprar o preguntar los precios de los diversos productos.

El recorrido para quienes iban a comprar sus alimentos y productos para los festejos del Día de Muertos podía hacerse desde la explanada de la iglesia de San Francisco en donde abundaban los puestos de nueces, cacahuates, flores de cempasúchil, pata de león, nube y otras coloridas de las que hay todo el año.

Por la banqueta, con rumbo a la calle Patoni, continuaba la venta de pan de muerto, incienso, veladoras, y dulces como calaveras de azúcar, de chocolate, de amaranto, camote y calabaza en dulce, palanquetas y otras golosinas que en estas fechas disfrutan vivos y muertos.

La otra opción del recorrido podía hacerse por la plaza Constitución, donde estaban instalados puestos de pan de feria, pantalones, chamarras, bolsas y diversos accesorios de vestir, así como venta de comida y hasta una cremería.

Por las dos opciones se llegaba a Patoni que es una calle inclinada, donde abundaban puestos de veladoras de a 10 y 15 pesos, los accesorios de plástico para que los niños depositaran lo ganado al pedir calaverita, maquillaje para disfraz, más incienso y nueces.

El recorrido apenas iniciaba, ya que para comprar la fruta se tenía que ingresar por las distintas puertas al mercado, en donde la mandarina costaba 15 pesos el kilo, pero sabiéndole buscar hasta en 10 pesos. Los precios variaban entre manzanas, cañas, guayaba, lima y jícama.

Para quienes querían preparar platillos como tamales, mole y aquellos favoritos de sus difuntos, las compras se extendían por más tiempo ya que comparaban precios de las hojas de tamal, jitomate, chiles, tomates, cebollas, carne y todos los ingredientes que necesitaban. Mínimo, una hora tardaban los que más prisa llevaban para ir a sus casas y recibir a los que llegan cada año el primero y 2 de noviembre.

veladoras y flores

  • Fruta, pan, nueces y dulces típicos también predominaban en las inmediaciones del mercado Primero de Mayo

Comentarios