Pachuca.- Tras recorrer cerca de 3 mil 500 kilómetros entre Estados Unidos y México, el deportista hidalguense Gonzalo Hernández Martínez arribó ayer a Pachuca, donde fue recibido por amigos, familiares y hasta una banda de viento, a los pies del Reloj monumental.

“El grito del migrante”, fue una aventura que duró un mes, divididos en 27 etapas, y que nació el pasado 19 de agosto en Chicago. El objetivo era cruzar 12 estados, cuatro en el país vecino y ocho en México, para demostrar que el deporte puede unir dos naciones.

El pachuqueño, tomó la bicicleta junto con dos amigos, Alex Medina y Ramiro Díaz, y emprendieron la marcha. En Estados Unidos avanzaron por Illinois, Missouri, Arkansas y Texas. En México cruzaron por Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato e Hidalgo.

A Jalisco ya no pasaron, mencionó el ciclista, porque Ramiro, originario de esa entidad, tuvo que abandonar la ruta por algún contratiempo, así que después de llegar a Dolores Hidalgo, Guanajuato, el 15 de septiembre, Gonzalo tomó el camino rumbo a Querétaro, única entidad en la que no fue escoltado por autoridades estatales o federales.

Sin embargo, al llegar a Hidalgo, en Huichapan ya lo esperaba un grupo de personas, entre ellos ciclistas, que ya no lo dejaron solo y lo acompañaron a su destino final: Pachuca.

Ayer por la mañana, Gonzalo Hernández y los ciclistas de Ram Bike tomaron la salida desde Ixmiquilpan, con rumbo a Pachuca, por la México-Laredo. Cerca de las 13 horas, el grupo entró a la ciudad y se dirigió al corazón de la Bella Airosa.

Una sirena anunció la llegada del ciclista y sus acompañantes a plaza Independencia, donde una banda comenzó a tocar la “Diana” y la gente ahí reunida ondeaba banderas de México, al tiempo que abrazaban al pachuqueño y lo felicitaban por la hazaña.

Lejos de verse cansado, Gonzalo Hernández agradeció a los presentes por el recibimiento, el cual, dijo, no esperaba.

“Esto es algo que me voy a llevar en el corazón, es una de las satisfacciones más grandes.”
Posteriormente, estampó su nombre y firma en el libro de visitantes distinguidos del Reloj de Pachuca.

Comentarios