Inicio Especiales Algarabía De dónde viene paliacate

De dónde viene paliacate

647

El Diccionario del Español de México –DEM– define al paliacate como “un pañuelo grande y cuadrado, de tela –principalmente roja–, con dibujos repetidos a manera de azulejo, que se utiliza principalmente en el campo y en la industria para cubrirse el cuello o la cabeza, o para enjugarse el sudor”. Al escuchar esa palabra, muy probablemente nuestros pechos se inflamen con sentimientos nacionalistas, evocando la imagen de aquel líder insurgente de la independencia de México o algún baile típico regional. Y, aunque no se sabe con total precisión en qué momento se convirtió en una prenda icónica de la cultura mexicana, muy probablemente fue dicho héroe –José María Morelos– quien popularizó aquella pañoleta tan garigoleada.

Cada sexenio, durante época de elecciones, los políticos de nuestro país nos ofrecen una gran cantidad de términos que a veces no entendemos. Las páginas de Politiquerías. Glosario para entender el tejemaneje de las elecciones en México están llenas de triquiñuelas y felonías en las que encontrará divertimentos y acepciones –cada una con su ejemplo de la vida real– de actos frecuentes en nuestro complejo sistema democrático.

Said Robles Nájera

Que su origen es náhuatl, con dos variantes: la primera dice que proviene de los términos pal, ‘color’ y yacatl, ‘nariz’, lo que se traduciría como ‘nariz de color’ o ‘color en la nariz’, debido tanto a su cualidad cromática como al posible uso que esta, en sus inicios, solía tener como pañuelo de trabajo usado, entre otras cosas, para la nariz.

Menciona que el origen de paliacate reside en su uso “para la yacatl”, es decir, para la nariz. Si bien esta segunda opción no presenta lógica en primera instancia, es en la transformación del para la donde el término va tomando forma: para la yacatl; pa’ la yacatl; paliacatl; paliacate.

Manuel Alcalá –diplomático, escritor y académico mexicano– proponía que una gran cantidad de telas reciben su nombre según el lugar de origen o destino, como es el caso de la muselina, proveniente de Mosul, Iraq; la zangala, de San Gall, Suiza, o bien, del casimir, tejido originario de Cachemira, India, el cual es, precisamente, el país donde se sitúan las dos teorías restantes: la primera de ellas al sur, en el puerto de Calicut donde en 1498 Vasco da Gama buscó abrir una ruta de comercio entre India y la península ibérica. Desde dicho puerto se comercializó la pañoleta que, se dice, obtiene su nombre de porto de Calicut, su lugar de procedencia, derivando así en palicut y, eventualmente, la prenda terminó por llamarse paliacate.

La última de las teorías, para muchos la más lógica, centra su atención en la costa oriental, también de India; específicamente en un pueblo anteriormente llamado Pulicat –no debe ser confundido con Calicut ni con palicut– y que actualmente recibe el nombre de Pazhaverkadu. Ese poblado también solía ser famoso por su producción y exportación de textiles y es el que tiene mayor relación en cuanto al nombre.

Mientras esa prenda se posiciona como un ícono mexicano de la moda, historiadores, filólogos y demás investigadores han sudado –y secado con un paliacate– la gota gorda intentando descifrar el intrincado misterio que dicha palabra esconde en su origen.

Comentarios