De la paz al olvido, libro de Rafael Topvar y de Teresa, dibuja el vasto panorama que abarca del último brindis triunfal de Porfirio Díaz, en 1910, a su último aliento, en 1915.

Parece periodo breve, pero el cambio político, social y cultural ocurrido en esos años es uno de los más radicales de la historia.

El narrar sobre cómo se cruzan la Revolución mexicana y la Belle époque, el fin del orden monárquico y el deseo de la democracia moderna.

Es, en suma, el retrato de una época y la crónica de un personaje que lo fue casi todo: héroe, dictador, soldado, pacificador, culto cívico y, al final, fantasma en el exilio.

Tovar y de Teresa (1954-2016) fue abogado, historiador y miembro del Servicio Exterior Mexicano, director general del Instituto Nacional de Bellas Artes y presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en tres ocasiones.

Fungió como embajador en Italia y colaboró en la coordinación de los festejos del bicentenario de la Independencia y centenario de la Revolución mexicana.

Autor de diversas obras, recibió condecoraciones de por lo menos 15 gobiernos extranjeros, entre ellos Alemania, España y Reino Unido.

Su texto tiene un subtítulo: “Porfirio Díaz y el final del mundo”.

En el prefacio se lee: “Unos metros delante de la entrada principal del cementerio de Montparnasse, que nació en 1824, aparece un letrero que indica el descanso eterno de grandes figuras que murieron entre el siglo XIX y nuestros días.

“Entre los 50 principales nombres que se enlistan en la entrada, está un solo latinoamericano: Porfirio Díaz.

“Solo dos políticos más aparecen: Paul Deschanel –político y escritor muerto un año después de que se enterró el cuerpo de Díaz–, y el otro, Paul Reynaud, primer ministro de Francia cuando la caída de Paris en manos nazis.”

El libro se divide en cinco grandes capítulos.

El primero, “Porfirio Díaz en el cruce de la historia”, con 15 apartados, entre ellos: “De la caída de todo tirano surgen nuevos héroes (1850-1857)”; “Las primeras exigencias de no reelección (1867-1873)” y “Tormenta interna en el ciclón de los festejos”.

Segundo: “La celebración del progreso y los primeros brotes de revuelta”.

Sobresalen: “La consagración del impasible (1906 y 1876)” y “Final de fiesta (1897-1908-1910)”.

Tercero: “Los impulsos revolucionarios y los estertores del porfirismo”. Se distinguen: “La mecha se enciende (1910)”, “El caudillo amado (1876-1910)”, “Reestructuras en el gabinete (1910-1911)”, “La renuncia (1911)”, “Hacia la despedida (1911)”.

El cuarto: “La vida de Porfirio Díaz en el viejo mundo”. Los incisos principales: “El héroe de la paz vs el apóstol de la democracia (1911-1912)”, “Las noticias de México (1911)”, “El gobierno de Madero: 15 meses en problemas (1912-1913)” y “La antesala de la Gran Guerra (1913-1914)”.

Finalmente, “El fin de una vida como colofón de una era”. Más que interesantes: “Amada con la familia (1913-1914)”, “Fin del huertismo y elevación del constitucionalismo (|1914-1916)”, “Las últimas noches de don Porfirio (1915)” y “Donde descansa quien fe el héroe de la paz (1915-2015)”.

De la colección Debolsillo, la primera edición es de junio 2018.

paz

Comentarios