De pronto ¡flash!, y adiós a las medallas

1818
natacion

Pachuca

La prueba de clavados sincronizados varonil en el trampolín de tres metros no salió como esperaban los mexicanos Rommel Pacheco y Jair Ocampo, quienes finalizaron en quinto lugar.
Al final del día en el estadio olímpico de deportes acuáticos, los británicos presumieron la victoria sobre China en la prueba que los asiáticos dominan.
Por su parte la dupla tricolor obtuvo un total de 405.30 puntos y no consiguió medalla. En el último clavado de los mexicanos hubo polémica ya que Jair Ocampo se quejó de un destello al momento de ejecutar el salto y al concluir ese clavado la pareja azteca se quejó en la mesa de jueces donde se llegó al acuerdo de repetirlo pero justamente cuando estaban en el trampolín el sonido local informó sus calificaciones y esto causó el enojo del público, que lo demostró con abucheos dirigidos a los jueces, pero fue más la molestia en Ocampo y Pacheco, quienes ya no pudieron entrar a la piscina.
La última ronda fue la más cerrada, Gran Bretaña y China competían por el oro, los chinos eran los favoritos para colgarse esa presea pero los británicos hicieron un gran clavado y terminaron con 454.32 puntos.
La sorpresa no fue esa, sino la que dio Estados Unidos, ya que en la última ronda hizo el mejor clavado de la tarde y concretó la prueba con 450.21 para llevarse la plata, de esa manera bajaron a China hasta el tercer sitio, que se conformó con el bronce con 443.70 puntos.

Comentarios