calles

En lugar de poder disfrutar caminar por las calles del centro histórico de Pachuca, cruzar las calles que rodean a la plaza Independencia se vuelve un acto temerario en el que las personas arriesgan su integridad. En parte por la falta de cortesía de los conductores, pero también por la ausencia de policías de tránsito que ayuden a ordenar el cruce entre peatones y automóviles

Comentarios