El que reiteradamente ha reconocido que es malo para todo, pero que en lo electoral es un fuera de serie, ha demostrado en el campo de juego que es solo un maleta más, un saco de papas, sin papas. Que está rodeado, además, de puros soldados rasos, disfrazados de mariscales de campo. Y es que todos los días comete errores garrafales, de primer año.
Todas las estrategias –perdón por la palabra nunca peor usada– que han querido aplicar para ubicar en el cotarro a un candidote ciudadano han fallado. Desde los ataques ñoños al puntero, hasta las acusaciones sin fundamento al segundo lugar, han logrado lo contrario de lo que buscaban.
Ahora van por la tercera, sin segunda. El cuarto de guerra del PRI, encabezado por supuestos conocedores de las formas de la contienda, pero que jamás han ganado una elección, no descansa en imaginar ocurrencias y desplantes que solo viven en sus cabecitas ingenuas y despistadas.
En efecto, Meade Kuribreña, Nuño, Videgaray, Reza Ochoa, César Camacho y Emilio Gamboa, los jerarcas infalibles, jamás han ganado una lid electoral de representación mayoritaria. Los que han alcanzado diputaciones locales, federales o senadurías lo han hecho a base del dedazo y la inclusión en los primeros lugares de las listas plurinominales. Así no se puede.

Que dizque están forzando a que Anaya renuncie a la candidatura

De entre ellos hubo quienes, desesperados, intentaron subirse al carro del Frente por México conducido por Ricardo Anaya, a cambio de abandonar al perdido Meade y ofrecerle todo el apoyo para conseguir la presidencia. Obviamente, el queretano y su equipo los batearon: significaban un lastre imposible de cargar y, además, ya habían sido demasiados los vituperios.
Al no poder conseguir su objetivo, decidieron como fallida Quinta Columna que son, alentar otras posibilidades, pero la que utilizan lleva el rumbo del fracaso: hacer creer que la asunción de Jorge Castañeda Gutman como estratega del panista Anaya, trae veneno en la cola.
Juran por esta ante el comandante supremo de las Fuerzas Armadas –el que pontifica en Los Pinos, pues– que los obuses de prensa infame que han asestado en la eslora del candidato del Frente acusado de lavado de dinero han provocado el pánico electoral, y que seguramente Ricardo Anaya será forzado a renunciar al estandarte.
En su sueño guajiro apuestan, y así lo filtran a los paniaguados de toda estofa que al darse esa situación, Castañeda será el indicado para sustituirlo, por aquello de su experiencia en las lides independientes, el gran apoyo de Fox al objetivo, y la simpatía del güero entre la sociedad civil. Por eso, argumentan, si logran que pase Castañeda, automáticamente Margarita sería el segundo lugar en la contienda. Y ahí está el plan B.

Eruviel envió sus huestes a hacer bola en el arranque de Margarita

Además, pondrán a su servicio lo de siempre: los oficios de los senadores habilitados por Calderón, sin haber sido panistas, pero que guardan lealtad al michoacano borrachín. Ernesto Cordero, ubicado en la periquera del Senado, al servicio de Emilio Gamboa Patrón, Javier Lozano, coordinador de voceros del PRI y, obviamente Margarita Zavala como candidata independiente del trabuco, la designada como declinante anticipada.
Todo, así de sencillo. Dicen que como cuando jugaban al cubo de rubik, emparejando piezas a base de ensayos. Eso es la política y todo lo que se hace allí es a base de maleta$ y componendas. Como ese acto de inicio de campaña desangelado de Margarita, donde le mandaron de Los Pinos unos cuantos gritones que ni fu ni fa.
Doscientos pelaos, subidos como fardos por Eruviel y sus huestes mexiquenses a los camiones rumbo al Ángel de la Independencia que hicieron ver a la dama del rebozo mordido como una farsante e impostora de cuarto talón. Pero así son los paniaguados del calderonato, no tienen fondo para el ridículo. Lo que les interesa es quedar bien con el patrón de los embutes.

Los calderonistas se enriquecieron con Tradeco, fue la Higa de Calderón

Quieren empujar al güero Castañeda en una aventura sin pies ni cabeza que seguramente el intelectual político jamás aceptará. Él parece ser un hombre decente, por encima de cualquier sospecha. Además, sabe de la animadversión que tiene en el panismo “el alto vacío” guanajuatense y la puñalada que el blanquiazul sufrió a manos de los senadores habilitados por Felipe Calderón en la antigua Xicoténcatl.
Pero así son ellos. Junto con los del cuarto de guerra del priismo no pueden considerarse gavilanes electorales, porque agarran y sueltan. Son simples buitres que están acostumbrados a caer sobre los despojos humanos, la rapiña y el embute desde los cargos plurinominales.
Como ejemplos de esa tradición, están los panistas habilitados, Germán Martínez Cazares y Roberto Gil Zuarth, enriquecidos con los contratos de la constructora Tradeco, la favorita, la Higa de Calderón en el poder, los que no se sumaron a esa embestida por aquello del cobro de cuentas pendientes en la industria…
Y las seguras reclamaciones y acusaciones del coleto. Optaron por una salida más o menos aguantable: pasarse al bando de Morena, del brazo de la indispensable Gabriela Cuevas, para esquivar el chaparrón, seguros de que el hombre de Macuspana los tomará en cuenta para algún hueso en la administración. Germán Martínez piensa que puede ser esa cueva del contratismo que es la SCT, donde de seguro requerirán sus servicio$. Es experto en eso.

Si la próxima administración es seria, serían juzgados y penados

Si no lograran el sueño de la SCT, bien equipada por los rateros de Ruin Estranza, mínimo le tirarían a sustituir al impostor Federico Patiño en la coordinación general de las constructoras favorecidas por los contratos del nuevo aeropuerto galáctico, pues, usted sabe, los necesitan para la carga definitiva de las corruptelas.
No conocen ni la O por lo redondo. No saben a qué se enfrentan. Ellos siguen especulando con su cubo de rubik. Si la administración que viene es en serio, pueden correr la suerte de ser juzgados como todos los advenedizos y los oportunistas que creen que valen lo que nunca han valido.
Sería suficiente con que se dieran cuenta de las vergüenzas que ha tenido que pasar el INE para rellenar los formatos de Margarita Zavala con las firmas del instituto, que han acabado siendo el pasto de las fieras, y que han desprestigiado todavía más a la hechiza independiente. Un barco absolutamente naufragado en el astillero.

Frente a los corruptos, queremos autenticidad, honradez y justicia

‎La mancuerna formada por los senadores habilitados del calderonismo, más los carroñeros del cuarto de guerra del pringado Meade, son la coraza de proa del PRIAN, el auténtico, el que nos espera cuando el futuro nos alcance. Más palomas que gavilanes. Más buitres que zopilotes, revoloteando sobre la presa.
Una caterva de subseres de la política, producto de un sistema corrupto en alto grado de descomposición, incapaz de sentir vergüenza, mientras lo que el pueblo quiere es autenticidad, honradez y justicia. Dos visiones muy diferentes de México.
Ya no queremos ver los bochornosos espectáculos del cierre del Sams de Córdoba, Veracruz, donde los cómplices Zetas del gobiernito vendían carne humana, más abundante que la de puerco.
¡Todos a las urnas! ‎Todos.

Índice Flamígero: ¿Cómo vio el diario The New York Times el debate de los presidenciables? Pues así, ni más ni menos: “… Los candidatos se dispusieron a no perder. Pero eso no los hizo ganadores. En el primer debate presidencial de México no sucedió nada. Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, los primeros candidatos independientes a la presidencia de la historia electoral del país, fueron incapaces de articular ideas: la primera fue torpe; el segundo fue absurdo. Andrés Manuel López Obrador, como líder de las encuestas, solo tenía que mantenerse al margen de las provocaciones; y eso hizo. La falta de carisma de José Antonio Meade le impidió conectar con el público y su filiación priista le impedirá ser una opción viable. Ayer las expectativas cayeron sobre Ricardo Anaya, el segundo lugar en las intenciones de voto, pero parecía contenido. Quizás decidió reservarse para los debates que quedan, el del 20 de mayo y el del 12 de junio…” + + + Don Miguel Ramírez, corresponsal del Índice Político en Torreón, Coahuila, lo vio así: “Después del debate del pasado domingo, algunos hechos pueden darse por definitivos. La candidatura de Meade ya es asunto de Gayosso. Tanto Zavala como el hamponcete electoral del norte desempeñarán un papel menor al de un peón de ajedrez, pero no serán eliminados, se les utilizará. El INE y el TEPJF los crearon y ellos operarán juntos hasta el final de la contienda. A la inexistente mafia del poder, (¿verdad que no existimos, Carlos? / Claro que no, Diego), tal parece que no le quedará de otra más que apoyar a Anaya, que estaría al frente de un grupo que más que coalición parecerá champurrado con demasiados ingredientes. En su necesidad de vencer a AMLO esta es la única opción que tiene, bueno, hay otra, pero mejor ni mencionarla.” + + + Me dice un experto en el tema que no es la corrupción sino la inseguridad el principal problema del país. Apunta que en la Ciudad de México las bandas delincuenciales ya están cobrando derecho de piso en zonas habitacionales, no nada más en comercios. Y sí. Ahora la delincuencia ataca autobuses de turistas. Ahora la delincuencia regresa a la execrable práctica de disolver en ácido los cuerpos de los secuestrados. ¿Dónde se jodió el Perú?, pregunto. Y la respuesta: En el zedillato, cuando desaparecieron a las policías profesionales y disfrazaron a soldados con el uniforme de la Policía federal. Ahí se torció el rumbo del país y, lo peor, nos torcieron a los mexicanos.

www.indicepolitico.com
[email protected]
@pacorodriguez

Comentarios