De visita por la Bella Airosa

227

Pachuca.- El termómetro en la capital hidalguense indica 20 grados con viento fresco, mientras turistas provenientes de diversas partes del estado y el país comienzan a llegar, pues el clima es una de las razones que en esta temporada de Semana Santa invita a visitar la Bella Airosa.

El icónico Reloj de la ciudad minera marca las 9 horas y el módulo habilitado para turistas en su explanada abre sus puertas en este primer día de vacaciones; en las calles, ya existe movimiento de más de un curioso que se pregunta qué tiene este sitio para ofrecer.

En el espacio habilitado con una lona y folletos, un entusiasta joven proporciona información a todo aquel que se acerca; los recorridos por minas, el paseo nocturno por la ciudad y el de museos, son algunos de los más solicitados.

“Nos visitan de varias partes de Hidalgo, desde los municipios más cercanos hasta los más lejanos, pero también de otros estados, principalmente los allegados como Veracruz, (Estado y Ciudad de) México o Querétaro, además de una gran cantidad de extranjeros que cada día suman más”, cuenta el guía y luego atiende a una familia de veracruzanos.

Y es que la playa resulta tediosa cuando la tienes tan al alcance, incluso el clima, por eso hay que buscar un poco de frío, relata el padre de una familia que porta playeras de los Tiburones Rojos, pues aprovecharon el viaje para salir de paseo, apoyar a su equipo y, de paso, conocer el Museo del Futbol.

Es casi la una en punto y, a menos de cuatro horas de abrir el módulo, ya son poco más de 200 los turistas que pidieron información, por eso hubo que recargar folletos y prepararse bien para brindarles la mejor atención, pues la idea es que sigan recomendando Pachuca, dice sonriente el prestatario de servicio.

Frente a otra cara del Reloj monumental, un Turibús con lleno total está a punto de partir de la plaza Independencia, este parece ser el tercero de sus recorridos, pero aún hay quien espera abajo para conocer la ciudad desde sus alturas.

En los hoteles la situación es similar, tres de los más emblemáticos sitios de hospedaje ubicados en el centro refieren contar con casi el 90 por ciento de ocupación y “lo que falta por llegar”; dicen estar satisfechos, pues en los últimos años el turismo en la capital “ha crecido de verdad”.

Sin embargo, algunos turistas todavía están inquietos, porque aunque familiares y amigos les recomendaron conocer Pachuca, al llegar les resultó difícil encontrar hospedaje, no conocen las carreteras, las vialidades les resultan confusas y son pocas las personas capacitadas para darles información.

Pese a ello, dicen estar seguros de querer regresar, así sea solo de paso o por algunos días, pues cada que vienen, la ciudad tiene algo nuevo que ofrecerles, además de sus pastes, sus Tuzos y el viento al que muchos aún no pueden acostumbrarse.

Comentarios