Debemos abonar a la creación de audiencias críticas: defensora

267
audiencias críticas

Pachuca.- Ante el embate de las nuevas transformaciones en los medios de comunicación, la labor de las defensorías se complica más, por lo que resta mucho trabajo por hacer en ese sentido, opinó la defensora de las audiencias de esta casa editorial Josefina Hernández Téllez, durante su participación en el quinto Congreso Latinoamericano de Defensorías de las Audiencias.

Durante su intervención en el foro “Diversidad, pluralismo y libertad de expresión en medios tradicionales y plataformas digitales”, la también profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) comentó que aunque la legislación en materia se ha formalizado, no se ha aterrizado porque la cultura de recepción no cambia por decreto y no se han sancionado muchos contenidos que emiten los medios.

En ese sentido, destacó que es vital el papel de las defensorías, así como que se congreguen para discutir; no obstante, “ante el embate de las nuevas transformaciones el reto se duplica”, pues, por ejemplo, en su papel como defensora de un medio impreso ha enfrentado a reporteros que consideran que lo ideal es que ella revise sus contenidos antes de que sean publicados para evitar señalamientos de los lectores, sin que entiendan que esa no es su labor, por lo que pese haber avanzado, falta mucho por hacer.

Por su parte, Rosalía Orozco, moderadora y presidenta de AMEDI-Jalisco, expresó que los medios privados y públicos están obligados a aplicar la ley; sin embargo, existen omisiones. Asimismo, dijo que los medios deberían tener responsabilidad en jugar un papel en la alfabetización mediática, pero la mayoría no lo cumple, por lo que son los defensores quienes cargan con esa responsabilidad.

Ante ello, Hernández Téllez precisó que lo fundamental es el papel del Estado en la regulación de los medios, y en el caso de México es algo que ha fallado, pues pese a que han tenido instancias para regular los contenidos, como la Secretaría de Gobernación, no hay contundencia en las acciones.

Lo anterior, apuntó, ya que para quienes emiten esos contenidos lo primero es el negocio, como en el caso de algunos medios privados; y en cuanto a los públicos, aunque algunos funcionan bien, otros están al servicio del estado, como en Hidalgo, donde refirió que los sistemas públicos de radio y televisión “acaban siendo voceros del gobierno en turno, ni siquiera pasa por la mente la idea de autonomía o servicio a la sociedad, sino al funcionario en turno”.

Por ello, destacó que los medios como defensores deben abonar a la creación de audiencias críticas y pasarlo a los jóvenes, pues en México aún existen fuertes “inercias” de una cultura televisiva, pero aprovechar la potencialidad de las nuevas plataformas digitales puede ofrecer nuevas visiones para construir otro tipo de sociedad.

Comentarios