Decepción

131

Primero y 10 en la yarda 30, Jared Goff lanza un pase pantalla a Todd Gurley, este elude dos rivales, se escapa mientras el estadio Azteca ruge de emoción, Gurley se escapa hasta las diagonales… al menos así lo imaginaba, antes de una de las mayores burlas que ha sufrido la afición a la NFL en México.

Es increíble que en lugar de estar analizando a tan imponentes escuadras que se iban a presentar en la cancha del Azteca, tengamos que dedicar este espacio a manifestar la indignación que ocasiona que se haya cancelado el Monday Night Football en la Ciudad de México.

Pasaron 11 largos años para que la NFL regresara a México, los dos primeros partidos fueron un rotundo éxito. Este año sería especial, un partido que al principio parecía intrascendente se convirtió en lo que muchos esperan sea el Super Bowl, el problema es que el estadio no estuvo a la altura de semejante juego y, por ende, se llevaron tan fabuloso juego a Los Ángeles.

Se puede entender que haya imprevistos que ocasionen que un juego se mueva de estadio o se cancele, un huracán, incendios… pero no es posible que te cancelen un juego porque tu terreno de juego es un muladar. No es posible que a casi un año de que se anunciara que iban a recibir una vez más a la NFL, no tuvieran las precauciones para tener un campo que de verdad representara la grandeza que alguna vez tuvo el mítico estadio ¿y cuál es la excusa que dieron los responsables del Azteca? “Lluvias atípicas y pudiera ser que eventos preagendados”. Vergonzoso.

Como aficionado, no es justo, y no lo digo porque Ticketmaster se quedará con la cuota del cobro por servicio, sino porque, especulando, la afición se quedó a nada de un juego que se espera sea histórico y porque la imagen del país quedó manchada por la negligencia de sus instituciones.

Ahora solo queda esperar las consecuencias y soñar con que el próximo año, la NFL quiera regresar con la esperanza de que se haya aprendido la lección y se esté a la altura de la afición mexicana y de la NFL.

Comentarios