Decide voto de Brexit futuro de GB en Europa

98
Brexit

FERNANDA GÓMEZ GUEVARA / AGENCIA REFORMA
Inglaterra.- Después de dos años de escepticismo e incertidumbre, Reino Unido dará el paso final para definir su futuro en Europa.

Luego que la primera ministra británica Theresa May llegara en noviembre a un acuerdo con Bruselas sobre el Brexit, se enfrentará mañana a la votación en la Cámara de los Comunes para ratificar el pacto que pondrá las reglas sobre la salida del país del eurogrupo.

El Parlamento tenía previsto votar por el acuerdo el diciembre pero, ante la falta de apoyos entre los legisladores, la premier decidió posponer el evento.

“El acuerdo del Brexit que he negociado cumple con el voto del pueblo británico y en la próxima semana los diputados tendrán que tomar una importante decisión. Si el Parlamento respalda un acuerdo, Gran Bretaña puede dar un giro de 180 grados”, aseguró May.

Ante todo, la situación política provoca fuertes críticas contra el gobierno y el panorama parece cada vez peor: el Partido Laborista desaprueba el acto, así como los conservadores euroescépticos del propio partido de May. Incluso el Partido Unionista Democrático, en el que la premier confió anteriormente para conseguir la mayoría, se ha manifestado en contra.

“Que no quepa duda: el acuerdo de Theresa May es un mal acuerdo y los laboristas votarán en contra la semana que viene en el Parlamento”, declaró el líder laborista, Jeremy Corbyn.

Esas son las claves sobre la votación histórica.

¿Por qué el acuerdo es motivo de polémica?

El pacto de retirada establece las futuras relaciones entre Reino Unido y la UE. En él se estipulan los derechos de los ciudadanos europeos en el país y vice versa, así como los protocolos para evitar controles fronterizos y aduaneros entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Ese es el punto más conflictivo, el también llamado “backstop”, y se trata de la provisión por la cual Irlanda del Norte permanecer· dentro de la Unión Aduanera mientras Reino Unido y la Unión Europea no concluyan la negociación de un futuro acuerdo comercial. El Ejecutivo británico no ha precisado la forma ni duración que tendrán esos nuevos compromisos.

¿Qué pasaría si se aprueba el pacto con la UE?

Si May logra los apoyos suficientes en el Parlamento, Reino Unido pondrá en marcha el Brexit el 29 de marzo y entrara en un proceso de transición en el cual ambas partes acordarán los términos finales del divorcio.

Ese periodo debe finalizar en 2020, aunque existe la posibilidad de prorrogarse uno o dos años más si el gobierno británico así lo solicita y los 27 miembros de la UE aceptan.

¿Qué pasaría si se votara en contra?

Existen diferentes opciones. La primera y más clara es que el Reino Unido podría enfrentarse a una salida dura en la cual no habría negociación con la UE ni periodo de transición.

Eso significaría que la relación entre ambos terminaría de manera abrupta y entorpecería la creación de nuevas leyes, además de poner en peligro la economía británica.

Otra posibilidad es que el gobierno proponga un nuevo acuerdo. Sin embargo, ese estaría sujeto a la aprobación de la Unión Europea, quien ha dejado en claro que no negociará otro pacto.

La tercera opción consiste en revocar el artículo 50 y optar por permanecer definitivamente en la UE o tener un segundo referéndum.

Comentarios