Declara Trump “ciudades anarquistas” en EU

176
EU trump

En referencia a las protestas contra el racismo sistémico y la violencia policiaca

Nueva York.- Nueva York, Seattle y Portland en Oregón, en Estados Unidos (EU), fueron declaradas “ciudades anarquistas” por el gobierno de Donald Trump al usar su poder ejecutivo como arma electoral contra bastiones demócratas y, al mismo tiempo, procede para consolidar el control derechista de la Suprema Corte, la cual podría ser el último árbitro de una anunciada disputa, antes de las presidenciales del 3 de noviembre.

A 43 días de la elección general, la muerte de la juez liberal Ruth Bader Ginsburg ha creado otro frente más en la disputa que ya era desarrollada de manera sin precedente con el mandatario poniendo en duda el proceso en un país que está por registrar más de 200 mil muertes por la pandemia, la peor crisis económica desde la Gran Depresión y el despertar del movimiento de protesta más grande de su historia.

Trump indicó que nombrará a una mujer para sustituir a la magistrada y que desea que sea ratificada antes de los comicios.

Los demócratas, quienes exigen que el ganador de las votaciones debería nominar al próximo ministro, no pueden frenar la ratificación del Senado sin ayuda de por lo menos cuatro republicanos, que por ahora dos se han pronunciado en contra de proceder con una nominación anticipada, y otros dos o tres que podrían romper filas con el presidente.

La batalla por la Suprema Corte tiene implicaciones potencialmente gigantescas con severas consecuencias para el futuro de varios de temas magnos, desde los derechos de las mujeres y LGBT a las libertades civiles, la justicia criminal, derechos laborales y hasta el proceso electoral. Por lo tanto, el puesto vacante y quien lo ocupe de inmediato se volvió un tema central.

Por otro lado, el procurador General de la Nación William Barr designó a Nueva York, Portland, Oregón y Seattle como urbes “anarquistas” que han “permitido anarquía, violencia y destrucción de propiedad”, en referencia a las protestas contra el racismo sistémico y la violencia policiaca, y con ello, amenazó reducir su financiamiento federal bajo órdenes de Trump.

Los alcaldes denunciaron, en una declaración conjunta, “los juegos políticos baratos” del máximo gobernante a quien, acusan, siempre busca culpar a otros por sus fracasos.

Mientras tanto, la pandemia sigue como tema electoral. Ayer en un discurso de campaña en Wisconsin, Joe Biden declaró que “por las mentiras e incompetencia de Trump durante los últimos seis meses hemos visto una de las pérdidas más grandes en la historia de EU”.

El mandatario ha insistido en que su repuesta fue la mejor jamás adoptada, que China tiene la culpa por el virus y aseguró que pronto tendrá lista una vacuna y una resucitación de la economía.

Las 200 mil muertes por el patógeno suman más que las combinadas de estadunidenses en todos los conflictos bélicos desde la segunda Guerra Mundial hasta la fecha.

Comentarios