Declaran a Daniela Castro culpable… de robo

504
Daniela Castro,robo

LORENA CORPUS /
MARIÓN ALTAMIRANO /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Tras haber sido arrestada el viernes por robar ropa en una tienda Saks, en San Antonio, Texas, la actriz mexicana Daniela Castro logró quedar en libertad, ya que la falta fue considerada como un delito menor, de clase B, y por no tener antecedentes penales.

De acuerdo con el reporte del Departamento de Policía de esa ciudad, el robo fue de entre 100 y 750 dólares.

Las leyes de Texas establecen que un hurto mayor a 100 dólares y menor a 750 es considerado como un delito menor, los cargos pueden ser hasta 180 días en una cárcel del condado y una multa que puede alcanzar los 2 mil dólares.

“Digámoslo así: su delito se considera un poquito más arriba de una multa de tráfico”, explicó Carlos Ortiz, vocero de la Policía, en entrevista telefónica.

Aunque surgieron versiones sobre que Castro pagó 800 dólares para salir bajo fianza el informante descartó que esto sea oficial.

“Puede salir bajo un PR Bond (Bono de Reconocimiento Personal), que significa que está dando su palabra para regresar a la cita que le da el juez para presentarse en la corte y pagar su multa, siempre y cuando no tenga antecedentes penales, como es su caso”, informó Ortiz.

Castro fue sorprendida en el robo de siete prendas de la tienda Saks Fifth Avenue Off 5th.
El informe policial detalla que Danielle Stefani Arellano, de 52 años, fue detenida a las 14:40 horas por el oficial Roberto Segovia, en la dirección 5819 Worth Park, en San Antonio, por intentar llevarse tres pantalones, una falda, una prenda deportiva para mujer, un suéter y un accesorio tejido.

“Primero la detuvo el personal de prevención de robos de la tienda Saks, que a través de las cámaras identifican a las personas que están tratando de tomar cosas”, detalló Ortiz.

Al relatar los hechos a la Policía, el guardia de la tienda declaró haber visto a la villana de la telenovela “Me declaro culpable” quitar los ganchos a las prendas y meterlos en una bolsa de Saks.

El empleado señaló que la mujer se acercó al último punto de venta e intercambió algunas cosas, pero no compró los artículos que guardó.

Reportó que vio a Castro llevarse la mercancía sin pagar, por lo que la llevó de vuelta detenida a la oficina de prevención de robos.

Gustavo Díaz Ordaz III, esposo de la actriz y nieto del expresidente de México Gustavo Díaz Ordaz, se encontraba en el lugar cuando fue arrestada, detalla el reporte de la Policía.

A él se le entregaron sus pertenencias y ella se quedó solo con su celular.

Luego, la protagonista de “Cañaveral de pasiones” fue trasladada de The Rim Shopping Center a la corte de San Antonio, donde permaneció durante unas horas.

Comentarios