Decrecen en Hidalgo muertes maternas

723
Hidalgo

 

Cinco casos colocan a la entidad como de la más baja en el país

Pachuca.-
Hidalgo tiene uno de los registros más bajos por muerte materna en el país, apenas cinco casos lo ubican como una de las entidades federativas con más baja incidencia, Chiapas, Veracruz y Chihuahua van a la cabeza con mayor incidencia.
Chiapas es la entidad con más casos, al registrar 25; Estado de México, 22; Chihuahua, 15; Veracruz 14; Jalisco y Puebla 13, mientras que del otro lado de la tabla Aguascalientes, Colima, Tlaxcala y San Luis Potosí con solo una defunción.
Durango, Guerrero, Sinaloa y Zacatecas son entidades que comparten escalón con cinco casos, la incidencia más alta de causas.

Para la entidad el panorama es bajo, no obstante han instalado estrategias de protección para el binomio madre-hijo. Entre las acciones de atención están monitoreo a embarazadas con casos clínicos extremos, incluso en el periodo de cuarentena, tras haber dado a luz, con el objetivo de disminuir cualquier tipo de riesgo.
Además de las consultas que debe tener la madre durante el periodo de gestación, también personal enfocado en los casos de morbilidad brinda atención en cuanto a prevención o emergencias en casos de hemorragia obstétrica e hipertensividad extrema.
Los centros de salud y hospitales canalizan directamente los casos donde detectan embarazos de alto riesgo hacia las brigadas de atención específica.

El punto cinco de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) es mejorar la salud materna que tiene como meta reducir tres cuartas partes, la razón de mortalidad derivada de la maternidad, para lograr que ninguna mujer fallezca por complicaciones obstétricas (durante el embarazo y hasta 40 días posteriores al parto).
Las cifras fueron elaboradas a partir de información obtenida en las bases de datos de la dirección general de información en salud de la Secretaría de Salud (SSa), que cada año es publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) después de ser validada.

Desde 1990 varios países han reducido a la mitad su mortalidad materna. En otras regiones, como Asia y el norte de África, los progresos han sido aún mayores.
Entre 1990 y 2015, la RMM mundial (es decir, el número de muertes maternas por 100 mil nacidos vivos) solo se redujo en un 2,3 por ciento al año. Sin embargo, a partir del 2000 se observó una aceleración de esa reducción.
La mortalidad materna, muerte materna o de mujeres gestantes es un término estadístico que describe la muerte de una mujer durante el embarazo, el parto o el posparto.
Es un indicador claro de injusticia social, desigualdad de género y pobreza: el que un embarazo o parto desemboque en la muerte de la mujer refleja problemas estructurales, tanto de acceso al control de natalidad como de atención a la salud.

Comentarios