Deficientes, servicios en Ceferesos

474
Ceferesos

Pachuca

El personal a cargo de la custodia de los Ceferesos visitados por la CNDH mencionó que carecen de preparación y capacitación en prevención de tortura y malos tratos, además de no contar con personal custodio y tener alimentos de mala calidad.
De acuerdo con el informe del Mecanismo nacional de prevención de la tortura sobre centros de readaptación social denominados CPS, se visitaron los cinco Ceferesos CPS varoniles 11, en Sonora, 12 en Guanajuato, 13 en Oaxaca, 14 en Durango y 15 en Chiapas, así como el Cefereso CPS femenil 16 en Morelos.
En las observaciones que implementó la CNDH, los internos de los centros de Sonora, Oaxaca y Durango manifestaron la presencia de maltrato físico, humillaciones y amenazas de los custodios.
Dichos elementos, expuso el reporte, “constituyen actos que podrían violentar el derecho a la integridad personal de no observarse las disposiciones y condiciones expresas que la normatividad prevé para estos casos”.
El Cefereso 14 CPS, en Durango, refirió la CNDH, cuenta con dormitorios en malas condiciones, además de que no cumple con las normas internacionales sobre estancia digna.
En cuestión de alimentación, en los Ceferesos CPS 11, 13 y 15, de Sonora, Oaxaca y Chiapas, se obtuvo información sobre comida insuficiente y/o de mala calidad, así como preparación y distribución sin la supervisión de las autoridades correspondientes.
Adicionalmente, en el Cefereso de Sonora se observaron condiciones de insalubridad durante la preparación de los alimentos y en general en las instalaciones, equipo y utensilios, mientras que en la cocina del Cefereso 13 las verduras estaban en mal estado.
Respecto a las condiciones de hacinamiento, el estudio precisó que se encontró esta anomalía en el Cefereso 15 CPS de Chiapas, en uno de los dormitorios B y F, cuya capacidad para 504 internos se sobrepasaba en más de 600, sin embargo abundó que uno de los dormitorios tenía la capacidad para albergar a más reos y solo contaba con 28 instalados ahí.
En el tema de reinserción social mediante actividades, ante la falta de personal técnico para la organización de las mismas, los internos suelen pasar de 22 hasta 23 horas en sus celdas, esto principalmente en los centros de Sonora, Durango y Chiapas.
Respecto a los servicios de salud, en el Cefereso 13 CPS de Oaxaca se presenta un retraso de hasta 10 días en la atención médica; en el de Durango, internos refirieron la tardanza de un mes para brindarles consulta; mientras que en el de Chiapas no existe personal para cubrir el turno nocturno.
En el caso del Cefereso femenil 16 de Morelos carecen de los servicios de pediatría para los hijos de las internas que viven en el centro y el de ginecología es insuficiente para atender las necesidades del centro.
Por último, en el abasto de personal custodio, los servidores públicos entrevistados en los Ceferesos CPS 11 de Sonora, 13 de Oaxaca, 14 de Durango, 15 de Chiapas y femenil 16 de Morelos, indicaron que el personal de seguridad y custodia adscrito es insuficiente para cubrir las necesidades de los establecimientos.
Además, tanto el personal de vigilancia de los Ceferesos CPS 13, en Oaxaca y 14 en Durango, así como el encargado del despacho de la seguridad y custodia en el Cefereso 15 CPS, no han recibido capacitación en materia de tortura y malos tratos.
Caso similar se observó en los Ceferesos CPS 11 en Sonora y 12 en Guanajuato, que carecen de conocimientos sobre el Manual para la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, “Protocolo de Estambul”, que contiene información relevante para la elaboración de certificados de integridad física.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios