Glitter,Brillanteada,activistas

El colectivo Restauradoras con Glitter busca que la Columna de la Independencia no sea atendida tras actos vandálicos

Pachuca.- El colectivo Restauradoras con Glitter busca apoyo de los colectivos hidalguenses para que se sumen al pronunciamiento nacional para que ningún restaurador atienda la Columna de la Independencia, mejor conocida como Ángel de la Independencia, tras las pintas de la Brillanteada. El grupo está conformado por expertas de todo el país en campos arte, restauración y cultura.

“Ante las numerosas descalificaciones emitidas en días recientes por distintos medios de comunicación debido a las pintas que se hicieron en la Columna de la Independencia durante la manifestación y marcha feminista del día 16 de agosto pasado, 350 mujeres especialistas en conservación y restauración del patrimonio cultural y arquitectura, nos reunimos en el colectivo independiente denominado Restauradoras con Glitter para emitir nuestra opinión profesional en torno a las implicaciones y resultado de dichos actos”, expresó una de las integrantes al presentar el nuevo grupo.

Indicaron que “entendemos el patrimonio como un medio no estático en el cual se manifiestan ideas, cuestionamientos y consensos, y que por dicho dinamismo desencadena procesos socioculturales a su alrededor que generan identidad y sentido. Nuestro trabajo radica en hacer posible el que los bienes culturales puedan participar en tales dinámicas sociales, cambiantes como la sociedad misma”.

En ese sentido, enfatizaron que las pintas son el síntoma y aunque no promueven ese ejercicio, reconocen que ese acto fue un grito desesperado en contra de una situación de violencia sistémica y normalizada hacia las mujeres, la cual no ha sido atendida ni eficaz ni resolutivamente por las autoridades para garantizar la seguridad.

“Consideramos que, por su alta relevancia social, histórica y simbólica, las pintas deben ser documentadas minuciosamente por profesionales, con el objetivo de enfatizar y mantener viva la memoria colectiva sobre este acontecimiento y sus causas, así como promover una toma de conciencia para plantear y gestionar soluciones al problema de fondo. Si fueran borradas sin un registro sistemático que pueda dar origen a una reflexión, se estarían silenciando una vez más las voces de las mujeres.”

Además, agregaron que el colectivo considera que ningún profesional de la conservación debe prestarse a realizar la intervención de remoción de las pintas hasta que el gobierno federal realice las acciones necesarias para garantizar la seguridad de las mujeres en el territorio mexicano, y en la sociedad se noten resultados visibles en la reducción y castigo de la violencia de género en todas sus expresiones.

Soy Carmín, foro sobre violencia

En un panel de reflexión, las activistas Erika Ortigoza, Ingid Guerrero, Socorro López y la artista Vanesse Souz hablaron sobre lo ocurrido y el impacto que generó en todo el país.

De acuerdo con las feministas, los medios de comunicación prefirieron ser omisos de la causa de la ira real que tienen las mujeres por sentirse inseguras, incluso, explicaron que en casos donde la violencia corresponde a los hombres en tono de revolución,
si es aplaudida.

En la Casa Encantada, Soy Carmín organizó ese foro para reflexionar sobre la significación de ese acto que exige tácitamente más seguridad, justicia y cero impunidad.

Comentarios