Pachuca.- Sin imaginar el impacto que tendría, hace ocho años José Francisco Hernández Montes decidió emprender un proyecto sustentable que contribuyera a cambiar algo de su entorno; a la fecha, la idea bautizada como Deimos Bikes continúa siendo la única marca de bicicletas hidalguense.

Originario de Monterrey y siendo el mayor de cuatro hermanos, Francisco cuenta cómo llegó a Pachuca hace 22 años derivado del trabajo de su padre, quien junto a su madre desde niño le enseñaron la conexión con la naturaleza y la importancia de cuidar el medio ambiente.

Fue así como luego de laborar por algún tiempo en Polonia, en una empresa dedicada a la tecnología sustentable, y tras conocer en aquel país a un vecino que le enseñó a trabajar el acero, se dio cuenta que podía emplear dicha habilidad para crear bicicletas artesanales y vio un área de oportunidad en Pachuca, donde nadie había hecho algo similar.

“Yo no quería hacer una tienda más, no quería ser una convencional, quería hacer una tienda que marcara diferencia, entonces ya con el modelo de negocios me regresé a México, tomé un curso en la UNAM para trabajar el acero, porque no era experto, y de ahí para adelante.”

Tras invertir la mayor parte de su capital en materiales, Francisco explicó que las primeras Deimos Bikes comenzaron a exhibirse en cafeterías y otros negocios pachuqueños; su aceptación llevó a que poco tiempo después lograra abrir su primera tienda ubicada en el fraccionamiento Constitución.

Ahora, gracias a la amplia aceptación que la marca ha logrado alcanzar, pues incluso fue reconocida por una destacada publicación como una de las cinco mejores mexicanas en ese ramo, su fundador externó estar orgulloso de lo obtenido y de no ser solo un vendedor de bicicletas, sino un ciclista que a su vez busca promover que las personas comiencen a utilizar más ese tipo de transporte y la cultura de una ciudad, y todo un país, comience a cambiar.

Justo, inspirado en esa idea, fue como el nombre de la empresa surgió. “Deimos es una de las dos lunas de Marte, pero no es natural, era una piedra que estaba rondando sola en el universo y fue atraída por la órbita del planeta, pero después se tuvo que adaptar para ir a la par; entonces vi una analogía, vi a Fobos (la otra luna) como el mundo ideal donde todos somos buenos ciudadanos y Deimos era México, arcaico y con hábitos equivocados como tirar basura, pero finalmente se adapta a ese mundo ideal y sentí que la tenía que retornar, para que México aspire a ser como esos países del norte de Europa, pero con su cultura y tradiciones”.

Sin embargo, considera que aún falta camino por recorrer para que las personas comiencen a pensar de esa manera, pues por principio los gobiernos no brindan el apoyo suficiente a emprendedores de su tipo, ciclistas o personas que desean hacer un cambio.

Asimismo, pese a buscar expandir su negocio a otros estados, la delincuencia y los altos costos de operación han representado un problema; no obstante, este es subsanado gracias a las ventas en línea y los convenios con el sector privado que han logrado que Deimos Bikes llegue a todas partes de la República.

  • La empresa fue fundada hace ocho años por José Francisco Hernández Montes
  • La marca ha tenido una amplia aceptación e incluso fue reconocida por una destacada publicación como una de las cinco mejores mexicanas

Comentarios