Deja abogado de Javier Duarte su defensa

210
defensa

 

ABEL BARAJAS /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Javier Duarte revocó como su defensor legal a Marco Antonio del Toro Carazo y nombró como su nuevo abogado a Ricardo Sánchez Reyes Retana, quien defiende también al exgobernador de Chihuahua, César Duarte.
De acuerdo con fuentes judiciales, el exgobernador de Veracruz ya normalizó el nombramiento de su nuevo representante legal ante el juez federal Gerardo Moreno García, responsable de instruir el proceso en su contra por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.
El despacho de Marco Antonio del Toro informó en un comunicado que fue de ellos la decisión de terminar su relación con el exmandatario.
“Lo anterior por razones completamente ajenas al cliente, pero que son parte del secreto profesional, por lo que es nuestro deber mantenerlas como tal”, dice el texto del despacho.
“La defensa entablada por esta firma de abogados en los asuntos judiciales en materia penal del exgobernador Duarte de Ochoa es jurídicamente sólida, por lo que seguramente podrá ser retomada por él o los colegas que sean designados para su continuación de manera exitosa”, dice el texto del despacho.
Del Toro y compañía manifestaron su agradecimiento al exgobernador y su familia por la confianza brindada durante el tiempo en que encabezaron su defensa.
También hicieron un reconocimiento a los agentes del Ministerio Público de la federación responsables de ese asunto, aunque consideran que ya que no les asiste la razón jurídica.
Lo anterior, porque aseguran que las imputaciones contra el exgobernador son tan frágiles que no deben resistir un debido proceso penal.
“Más allá de linchamientos públicos irracionales que no tienen sustento alguno en tanto se trata de meras percepciones que riñen con los medios de prueba que obran en los expedientes del caso.”
Del Toro, Luis Ricardo Chávez, Ricardo Calderón y Pablo Campuzano eran los abogados que estaban acreditados ante las autoridades judiciales y ministeriales en ese asunto. El patrocinio a Duarte data desde antes de que fuera extraditado por Guatemala a México, en julio de 2017.
“El equipo del despacho que se entregó en la defensa del exgobernador Duarte hasta el límite de sus capacidades -en plena armonía con el cliente, la que por cierto quedó refrendada el día de hoy que se conversó con él para comunicarle la decisión de esta firma-, deseamos que prive el derecho por encima de cualquier otra circunstancia en lo que esté por venir sin que ello se vea entorpecido por otras motivaciones”, indicó.

Comentarios