Pachuca

Eleazar García Sánchez, exalcalde de Pachuca, dejó una deuda de 3 millones de pesos por no pagar combustibles e impuestos; además, heredó una nómina inflada por 2 millones de pesos al sindicalizar a personas allegadas, informó el tesorero de la alcaldía Daniel Reyes.
Con esa situación, el ayuntamiento tendría a finales de año un déficit de 39 millones de pesos.

“Era bastante excesivo el consumo de combustibles, ya que se daba a todo mundo”, dijo el tesorero durante conferencia de prensa en el centro cultural El Reloj y agregó que compararán los gastos en ese rubro de la anterior administración con lo devengado por la actual.

Además, dio cuenta de una posible deuda de un millón de pesos; sin embargo, no detalló con qué proveedores fue contraída ni cuáles fueron los servicios contratados.
Además, Eleazar etiquetó 900 mil pesos para el gasto de celulares, lo cual fue calificado por el tesorero como exagerado, ya que para el próximo año la administración municipal planea ejercer en ese rubro 150 mil pesos.
Otro problema es que la pasada administración municipal dejó personal sindicalizado que ocupaba puestos importantes, lo que incrementa de forma desmedida el pago de la nómina, por lo que consideró que debe ser “adelgazada”, aunque podría provocar indemnizaciones.
Se trata de personas que ocupaban cargos como directores, secretarios muy allegados a la pasada administración y que ahora laboran y ganan un sueldo superior a lo que requiere el puesto, manifestó.

Alcaldía agota tiempo para solicitar crédito

Daniel Reyes informó que la alcaldía agotó el tiempo para solicitar deuda necesaria con tal de cubrir aguinaldos, por lo que confía en que el gobierno de Hidalgo apoye a la presidencia municipal.
Como parte de la recaudación de predial durante el Buen Fin, la alcaldía no cumplió las expectativas, ya que lleva 2 millones de pesos, cuando lo proyectado fue de 4 millones de pesos.

No hay noticia de los 300 mdp

Al hacer un balance sobre la situación financiera del ayuntamiento de Pachuca, el tesorero Daniel Reyes Rivero acotó que las cuentas declaradas por el anterior gobierno municipal no corresponden a la realidad.
Los estragos se resienten en la liquidez para cubrir servicios, salarios y, en este momento, los aguinaldos, expresó.
A tres meses, y luego de analizar las cuentas bancarias y estados financieros, se conoció que los 300 millones de pesos anunciados en caja por el anterior alcalde Eleazar García Sánchez se reducen a 109 millones 511 mil 344 pesos.
De ellos, 75 millones 778 mil pesos estaban etiquetados para pago a constructores y prestadores de servicios que ellos mismos contrataron, el resto quedó disponible para gastos cotidianos, planteó el funcionario.

Comentarios