Deja Fonseca Carrillo penal de Puente Grande

1865
A partir de ayer cumple sentencia en su domicilio
A partir de ayer cumple sentencia en su domicilio

 

Ernesto Fonseca Carrillo, alias don Neto, salió del penal de Puente Grande, en Jalisco, la noche del miércoles. A partir de ayer cumple sentencia en su domicilio en Atizapán, Estado de México.
En una ambulancia, acompañado de su hijo y un médico, se trasladó al capo al aeropuerto internacional de Guadalajara para después abordar una aeronave oficial con destino a la Ciudad de México.
El capo de 86 años y actualmente diagnosticado con problemas de salud, fue condenado a 40 años de prisión por el secuestro, tortura y asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena en 1985. A partir de hoy pasará nueve años en una casa del Estado de México.
Don Neto podrá recibir visitas y hablar por teléfono directamente con la persona que él quiera, sin embargo, todo ello quedará registrado y será observado por personal de seguridad penitenciaria y de la Policía federal.

Gobierno agota opciones

En días pasados, el secretario de Gobernación Miguel Chong dijo que el gobierno mexicano agotó sus opciones y tuvo que acatar la orden de un juez de liberar al capo para que cumpla con el resto de la sentencia desde su casa.
Indicó que la liberación de Fonseca Carrillo era inminente. Su familia solicitó el confinamiento domiciliario debido a su avanzada edad y su mal estado de salud. Osorio Chong dijo que el gobierno no tuvo más opción que obedecer la orden del juez.
El órgano administrativo desconcentrado de prevención y readaptación social (OADPRS) de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que el traslado se da en garantía a la protección a la salud de Fonseca Carrillo, quien se encuentra bajo atención médica por al menos 19 padecimientos, según sus familiares.
La orden de Segob se da luego que un tribunal unitario autorizó la prisión domiciliaria en una finca en el Estado de México para el hombre de 86 años, sentenciado a 40 años de prisión por homicidio, de los cuales ha purgado ya 31.
Otro juez liberó en 2013 al capo Rafael Caro Quintero, también condenado por el asesinato de Camarena. La reaprehensión de Caro Quintero fue ordenada, pero permanece prófugo.

Comentarios