Deja jueza en limbo elección en Concanaco

344

VÍCTOR FUENTES / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

La elección de nuevo presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servitur) quedó en el limbo legal.
Una jueza federal se declaró ayer impedida para seguir conociendo del amparo promovido por Juan Pérez Góngora, empresario regiomontano que impugnó el proceso de elección porque le fue negado el registro como candidato.
El impedimento, declarado por la jueza 12 de distrito en materia administrativa Blanca Lobo Domínguez dejará vigente por tiempo indefinido una suspensión provisional concedida el lunes pasado a Pérez Góngora por el 18 tribunal colegiado en materia administrativa.
Los magistrados de ese tribunal concedieron la suspensión provisional para el único efecto de que no se lleve a cabo la elección del presidente hasta en tanto se resuelva la suspensión definitiva en el juicio de amparo del cual deriva el presente asunto.
Como la jueza Lobo se declaró impedida, ya no resolvió el miércoles si concedía o negaba la suspensión definitiva, por lo que seguirá vigente la suspensión provisional, confirmaron fuentes judiciales.
El impedimento de la jueza es inusual, pues el 13 de enero había admitido la demanda a trámite, lo que implica que en los días posteriores surgió nueva información que la llevó a considerar que no puede seguir con el caso.
Un tribunal colegiado es el que deberá calificar si la causa de impedimento planteada por Lobo es legal, en cuyo caso el amparo de Pérez Góngora será returnado a otro juzgado.
La jueza no ha publicado hasta ahora la resolución en la que se declaró impedida, pero la ley prevé esa figura cuando los jueces tienen interés personal o vínculos con las personas involucradas en los litigios.
La elección del nuevo presidente está agendada para marzo, y el único candidato es Ricardo Navarro Benítez, actual tesorero del consejo directivo de Concanaco.
“De no otorgarse la suspensión, se elegiría al presidente y tomaría posesión de su cargo de manera inmediata, en la primera sesión ordinaria que lleve a cabo la asamblea general; calidad con la cual podrá realizar actos jurídicos con terceros, incluso con autoridades e instituciones públicas con las cuales tiene vinculación, que aun concediendo el amparo serían de difícil reparación”, argumentó el tribunal colegiado al conceder la suspensión provisional.
El caso no tiene precedente en la historia de las cámaras empresariales, que solo en años recientes han empezado a ser señaladas como órganos equivalentes a una autoridad contra los cuales procede el juicio de amparo.

Comentarios