Deja Lara Salinas cuentas pendientes con la ciudadanía

502
Lara Salinas

Entre ellas el asesinato del alcalde de Pacula, los multihomicidios registrados en Tizayuca y varios feminicidios sin resolver

Pachuca.-El asesinato del alcalde de Pacula, los multihomicidios registrados en Tizayuca el año pasado, así como varios feminicidios cuyos responsables aun no son identificados, son algunas de las cuentas pendientes que el procurador de Justicia en el estado Ramiro Lara Salinas dejará tras abandonar su cargo.

El martes, en el Congreso local se dio lectura a la renuncia de Lara Salinas como titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH); no obstante, al abandonar su encargo y con solo 22 meses al frente de la dependencia, dejará una lista de varios asuntos que el próximo procurador deberá atender.

Uno de los más destacados es el caso del alcalde de Pacula Alejandro González Ramos, quien fue asesinado el 3 de mayo en la localidad Jiliapan por una persona que le disparó en al menos siete ocasiones cuando presuntamente bajó de su vehículo sobre la carretera; días después, el procurador manifestó que ya contaban con algunas líneas de investigación e incluso presentó un retrato hablado; sin embargo, a la fecha no existen personas detenidas por dicho hecho.

No obstante, ese no fue el único caso de asesinato de funcionarios, pues tan solo en los últimos meses de 2017 y primeros de 2018 ocurrieron al menos otros tres hechos; en enero fue ejecutado a balazos, en el interior de su domicilio, el expresidente municipal de Mixquiahuala Miguel Ángel Licona Islas. Asimismo, en el mismo mes Carlos Ortega Reyes, exregidor de Cuautepec, fue asesinado de dos disparos; mientras que en octubre de 2017, el exalcalde de Nopala Hermilo Bravo Leal perdió la vida tras sufrir un ataque a tiros al salir de su domicilio.

Por otra parte, quedan también pendientes los dos multihomicidios registrados en Tizayuca el año pasado; el primero ocurrido la madrugada del 13 de julio en el fraccionamiento Villa Milagros, en donde 11 personas fueron asesinadas después de una fiesta infantil; y el segundo, el de la muerte de cuatro personas en una casa del barrio Nacozari.

En ambas ocasiones, a horas de haber ocurrido los hechos, autoridades del gobierno estatal, entre ellas el procurador, manifestaron que se trataba de “un ajuste de cuentas” y lo atribuyeron al crimen organizado; sin embargo, meses después familiares de las víctimas del segundo multihomicidio negaron los señalamientos y exigieron justicia, pero a la fecha no existe reporte de personas detenidas o vinculadas a proceso por ambos casos.
Posteriormente, en enero de este año transcurrió otro multihomicidio en Tula cuando fueron localizados los cuerpos sin vida de cinco personas al interior de un domicilio, entre ellos dos menores de edad, y pese a que en aquella ocasión una persona fue detenida por su presunta responsabilidad en el caso, días después fue puesta en libertad tras no existir pruebas en su contra, por lo que dichas investigaciones también continúan.

Asimismo, la administración de Lara Salinas deja una cuenta pendiente con los familiares y amigos de Ruy Lohengrin Peña, el profesor y artista plástico que fue asesinado a principios de marzo durante un asalto a un autobús de pasajeros en la carretera México-Pachuca y por cuyo caso tampoco existen responsables hasta el momento. Mismo caso para las víctimas de al menos otros tres hechos ocurridos en la misma vía.

A lo anterior se suman los 37 feminicidios ocurridos durante su gestión, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; entre ellos el caso de Stephania Rodríguez Islas, la joven médica que fue localizada muerta y parcialmente calcinada en Chapulhuacán el pasado 17 de mayo; así como Karen Yunuen, de 22 años, quien desapareció en Tizayuca y fue localizada sin vida días después.

De igual manera, quedan pendientes los casos de personas desaparecidas que de diciembre de 2016 a la fecha suman 15, entre ellas ocho menores de edad, de acuerdo con datos del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED). Sin contar el caso de la empleada de la Tesorería del ayuntamiento capitalino que desapareció hace casi 15 días y de quien a la fecha no existen noticias de su paradero.

No obstante, la gestión de Lara Salinas, misma que inició en septiembre de 2016, destacó también por el incremento en el aseguramiento de vehículos con reporte de robo, así como la cantidad de hidrocarburo robado que fue confiscado, pues tan solo del primero de abril del 2011 al 4 de septiembre del 2016, periodo que duró la anterior administración estatal, en Tula fueron incautados 270 mil 230 litros de combustible robado; no obstante, del 5 de septiembre del 2016 al 26 de febrero del 2018, dicha cifra incrementó a 399 mil 753 litros.

Comentarios