Dejan estados sin protección a defensores

206
CNDH,UNAM

César Martínez / Agencia Reforma
Ciudad de México.- Las autoridades estatales no atienden las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para garantizar la seguridad de los defensores de derechos, advirtió un análisis realizado por la UNAM.

Ayer, durante la presentación del estudio de seguimiento sobre agresiones a defensores de derechos humanos, el quinto visitador general de la CNDH Edgar Corzo refirió que de 2006 a la fecha suman 36 activistas asesinados en México.

El más reciente, dijo, fue el de Jesús Javier Ramos Arreola, opositor del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, quien fue ejecutado la semana pasada en la puerta de su casa en Tlalmanalco, Estado de México.

“Chihuahua, Guerrero y Oaxaca ocupan los tres primeros lugares de homicidios de personas defensoras, con 12, seis y cinco casos respectivamente, es una situación de preocupación”, advirtió.

El estudio coordinado por Carolina Espinosa Luna analizó el impacto que tuvieron el Informe Especial sobre los Derechos Humanos en México, que la CNDH emitió en 2011, y la recomendación general de 2016, sobre agravios a defensores.

La analista reprochó que los instrumentos de la CNDH relativos a ese tema no se encuentren vinculados a las realidades locales.

Como ejemplo refirió que la recomendación general de 2016 planteaba a las entidades la creación de leyes de protección a defensores.

Sin embargo, solo Coahuila incluyó en esa ley los seis derechos que indicaba la CNDH; mientras que en 22 estados siguen sin tener una ley en la materia.

El estudio examina también la labor de las comisiones estatales de derechos humanos, pues según defensores entrevistados su efectividad es nula.

Corzo criticó que las autoridades estatales se muestran reacias a realizar campañas que reconozcan la labor de los defensores, cuando muchas veces lo que hacen es suplir la tarea de los funcionarios públicos.

Comentarios