El gobierno dejará deuda por 5 mil 643 millones de pesos, dio a conocer el gobernador Francisco Olvera Ruiz, como parte del cierre de administración que terminará en septiembre.

“La deuda que queda no la aumentamos, yo hubiera querido bajarla”, externó el mandatario; además, recordó que el aumento se debió a los empréstitos que adquirieron para desastres naturales, cuando solicitaron al Fonden más de mil millones de pesos.

La Secretaría de Gobernación emitió una declaratoria de desastre natural para Atlapexco, Calnali, Chapulhuacán, Eloxochitlán, Huautla, Huazalingo, Huehuetla, Huejutla, Jacala, entre otros municipios.

En otra ocasión, la declaratoria de desastre fue por las lluvias que impactaron en San Felipe Orizatlán. “Mantuvimos la deuda muy baja, en general entregamos cuentas sanas”, refirió el funcionario.

En el marco del proceso de entrega-recepción del gobierno estatal, el titular de Ejecutivo indicó que la próxima administración podrá contratar nueva deuda para destinarla a algún proyecto con el que inicie el siguiente periodo.

El margen es de mil millones de pesos que sale de la reducción del pago de la deuda de los terrenos donde estaría ubicada la refinería Bicentenario que absorbió Petróleos Mexicanos (Pemex), luego de cancelar el proyecto.

Además, resulta también de la subasta que hicieron para pagar una parte de la deuda pública con un proceso similar al que tuvo Guanajuato.

Comentarios