pesadilla

Comerciantes del centro histórico llaman a la ciudadanía a quedarse en casa para que existan pronto las condiciones de volver a levantar las cortinas. Entretanto, la concurrida calle Guerrero, en Pachuca, es un desierto urbano

Comentarios