MIREIA MENDOZA NOLLA
Pachuca

La camerata del Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) viajó el martes a Querétaro para ofrecer un concierto en la Escuela de Laudería del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).
El evento, que surgió a partir de las gestiones del coordinador de la licenciatura en música Raúl Cortés, con la pretensión de buscar espacios de presentación para las agrupaciones que se forman en ese programa académico, inició a las 18 horas en las instalaciones del centro histórico queretano, donde se ubica la escuela de bellas artes; tuvo un duración de más de una hora.
La agrupación, bajo la batuta de María Eugenia Tirado, presentó un programa barroco con el que deleitó a estudiantes, catedráticos y directivos de la escuela anfitriona, interpretando la Sinfonía en do mayor y el Concierto Grosso Op 3 No 4, ambas composiciones de Antonio Vivaldi, contando con la participación como solistas de los violinistas Frida Medina e Iván Reséndiz, así como de la violonchelista Cesia Estefany Hernández, obras a las que le siguió la célebre suite Don Quijote de Georg Philipp Telemann.

Al terminar el recital, la directora manifestó que fue una experiencia gratificante y enriquecedora para estudiantes que integran la camerata del IA.
“Mostrar su trabajo en otros escenarios ha representado para todos un reto, tanto por el calibre de las obras interpretadas como por estar enfrente de un público conocedor.”
Asimismo, compartió que se trató de un excelente concierto que conllevó que los presentes se mostraran gratamente sorprendidos.
“Se ha generado un vínculo positivo que ya ha llevado a que nos hayan extendido nuevas invitaciones para presentarnos en fechas próximas… Incluso una maestra de la escuela nos mostró el taller y planteó la propuesta de hacer un concierto en el que nuestra orquesta toque con los instrumentos fabricados por los alumnos de la Escuela de Laudería”, anticipó Tirado.

La camerata de cuerdas del IA está conformada por una base de alrededor de 40 estudiantes del programa académico de música e integra los instrumentos de la formación tradicional de una orquesta de cámara: violines, violas, violonchelos, contrabajos y, en atención a la demanda del repertorio actual, un clavicémbalo, pudiendo integrar algún otro instrumento propio para ese tipo de agrupación, según el programa a presentar.
La Escuela de Laudería del INBA fue fundada en 1987 con el objetivo principal de la formación académica de lauderos en el país, tras observarse la necesidad de preparar profesionalmente a jóvenes en ese ámbito.

Desde entonces, y una vez establecido e iniciado su programa educativo, ha formado a lo largo de más de dos décadas toda una saga de luthiers o lauderos especialistas en ese arte, oficio y profesión, y preparados para construir, reparar y restaurar instrumentos de cuerda frotada, logrando a nivel nacional un alto reconocimiento.
Con esa presentación, la camerata de cuerdas del IA inició su temporada semestral de conciertos, misma que continuará el 6 de mayo, fecha en la que se presentarán a las 12 horas en el auditorio del Centro Mineralense de las Artes (Cemart), en el que será un concierto de acceso libre para todo el público.

Comentarios