Deleita OSUAEH con arias de ópera para el corazón

398
opera

Mineral de la Reforma.- Con la Obertura de la ópera Flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) abrió el recital Para el Corazón… Arias de Ópera en el aula magna Alfonso Cravioto Mejorada, efectuado el viernes.
La inconfundible voz de la soprano Elena Díaz dio paso a las arias de ópera con Volta la terrea de la ópera Un baile de máscaras del compositor Giuseppe Verdi; la obra está ambientada durante el asesinato del monarca Gustavo III de Suecia.

El público dio la bienvenida al tenor hidalguense Carlos Galván, quien interpretó Come un bel dí di maggio, aria con emoción y sentimiento de la ópera Andrea Chénier, con música de Umberto Giordano.
El regreso al escenario de Elena Díaz fue con Ach, ich fül’s de la ópera Flauta mágica de Mozart; en esta aria el personaje de Pamina se lamenta por haber perdido el amor de Tamino, llegando a la desesperación.
El dramatismo siguió con L’anima ho stanca en voz de Carlos Galván; los músicos de la orquesta dirigidos por Gaétan Kuchta interpretaron la partitura de la ópera de Francesco Cilea, Adriana Lcouvreur.

Las prodigiosas voces se unieron para interpretar O soave fanciulla de la incomparable La bohème del italiano Giacomo Puccini, que retrata el acto en el que Rodolfo conoce a Mimí, iniciando el romance que deberá sobrevivir a la pobreza.
Al regreso del intermedio, la orquesta ejecutó la Opertura de la ópera de Carmen, para luego continuar con Elena Díaz en la interpretación de Addio del passato, compuesta por Verdi en la ópera La Traviata.
E lucevan le stelle de la ópera Tosca de Puccini fue de las más aplaudidas debido a la gran voz de Carlos Galván y el sentimiento proyectado justo en el punto de la historia en la que el pintor Mario Cavaradossi se entera de que lo ejecutarán.
En la recta final del recital, España se hizo presente con Les filles de Cadix de Léo Delibes, la obra es un chanson espagnole en el que las castañuelas juegan un papel importante; Elena Díaz fue la encargada de interpretar la pieza.

Carlos Galván volvió a deleitar a los presentes con La vita e inferno all ´infelice de la ópera La forza del destino de Verdi; en esta aria, don Álvaro está en un campamento, bajo identidad de un capitán tras matar por accidente al marqués de Calatrava, padre de su amada Leonora de Vargas.
Finalmente, el romance y la opereta cerraron con broche de oro cuando las voces en dueto interpretaron Lippen schweigen de La viuda alegre, opereta de Franz Lehár; el aria es mejor conocida como El vals de la viuda alegre.
La OSUAEH y su director reconocieron a los solistas con reconocimientos y el aplauso del público que pidió otra pieza; la orquesta y los solistas complacieron con Libiamo ne’ lieti calici, uno de los duetos más famosos de La traviata de Verdi, que fue ovacionado de pie.

Finalmente, cuando la orquesta ya se había despedido y ante la insistencia del público de escuchar otra pieza, la OSUAEH, Elena Díaz y Carlos Galván volvieron a interpretar Lippen schweigen de La viuda alegre.
Esta semana, el 11 y 12 de abril, la orquesta se va de pinta con el concierto didáctico que contará con la participación del cuentacuentos José Luis Vargas, Wicho; los boletos ya están a la venta.

Comentarios