Cuestionó la estrategia del gobierno que solo consiste en “recortar por recortar”

Pachuca.- La austeridad republicana, uno de los emblemas del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, debe implementarse de manera racional y sin afectar la inversión, recalcó la Confederación Patronal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Y es que “la tijera irracional del gobierno” como Coparmex se refiere a esta medida del gobierno federal, ya ha generado desabasto de medicamentos y falta de personal en diversos hospitales del sector público en entidades como Jalisco, Nuevo León, Tamaulipas, Hidalgo, entre otros.

En el ámbito local, prácticamente todos los sectores de la economía, especialmente el de la construcción han expresado que están paralizados debido a la escasa disponibilidad de recursos. Incluso, en el caso de la obra publica no hay reglas de operación para aplicar el dinero para el ramo.

Además, los recortes aplicados al rubro de ciencia y tecnología afectan los proyectos y operación de diferentes centros de investigación lo que genera complicaciones a entidades como Hidalgo que habían apostado cada vez más al desarrollo tecnológico.

Ello aleja cada vez más de la meta de invertir 1 por ciento del Producto Interno Bruto en el sector.

Aunque Coparmex reconoce que es importante cumplir con la meta del equilibrio presupuestal, la manera en que la federación pretende cumplir su objetivo puede resultar contraproducente.
Para el sindicato patronal, la estrategia de austeridad de AMLO solo ha consistido en aplicar recortes indiscriminados al gasto público y con ello afecta las tareas fundamentales que debe lograr.

Además, este organismo dejo clara su preocupación ante el hecho de que existan rubros del gasto dedicados a atender a la población e inversión pública con un recorte que va desde 70 hasta el 100 por ciento con respecto al año pasado.

“Por un lado, el gobierno promueve ahorros en rubros que impactan directamente en el bienestar de la población, y por el otro, no escatima recursos para proyectos cuya viabilidad social, económica y ambiental son altamente cuestionables, como el Tren Maya o la Refinería de Dos Bocas”, señaló la Coparmex.

Comentarios