Demanda Grupo Riobóo a Ricardo Anaya por “falsas acusaciones”

281
Grupo Riobóo

Grupo Riobóo demandó ayer lunes al candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya Cortés, por daño moral por las “acusaciones falsas” en contra de la firma y su presidente, José María Riobóo, que hizo el panista durante el Tercer Debate Presidencial.

Durante el tercer debate Presidencial, celebrado el pasado 12 de junio, Ricardo Anaya acusó a López Obrador de tener “contratistas favoritos”, y señaló a José María Rioboó y a su empresa, Grupo Rioboó.

“Entendemos que en las campañas electorales hay todo tipo de acusaciones, pero éstas se centran en quienes forman parte de las mismas. Extraordinariamente, personas ajenas a las campañas electorales son noticia por actos de relevancia”, se lee en un comunicado difundido por el Grupo donde se detalla que la demanda fue interpuesta ante tribunales de la Ciudad de México.

El Grupo también llamó a Anaya a “aprovechar su tiempo, ya que están por acabar las campañas, en probar sus dichos o en retractarse conforme lo establece la ley y deriva de la jurisprudencia en México”.

También destacó que “el fin de las campañas no equivale al fina de las acusaciones sin sustento, que en ellas se dijeron”.

La firma dijo que “el Sr. Ricardo Anaya comparó a Grupo Riobóo con empresas que presumiblemente han incurrido en irregularidades serias en cuestiones de obra pública. No es el caso de Grupo Riobóo, pues tenemos un expediente intachable en todos nuestros procesos, pero, además y contrario a lo que dijo el candidato de ‘Por México al Frente’ no hacemos construcción alguna”.

El Grupo destacó que durante 40 años han sido líderes en diseño y gestión de obra pública, y que han diseñado vialidades elevadas y líneas del Metro de la Ciudad de México, así como autopistas, tiendas departamentales, universidades, edificios corporativos y centros deportivos.

“Es por nuestra reputación, y por los casi 400 trabajadores a los que nos debemos, que exigimos al Sr. Anaya se disculpe públicamente o que los tribunales decidan quién tiene la razón”.

“Cualquier reparación que obtengamos, por el concepto de daño moral, será destinado a alguna causa de asistencia social”, adelantó la firma.

Comentarios