Demandan combatir contrabando de vehículos

215
contrabando de vehículos,Coparmex

Pachuca.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Hidalgo demandó combatir el contrabando de vehículos, problemática que afecta a la industria automotriz.

De acuerdo con el presidente del organismo Ricardo Rivera Barquín, la introducción ilegal a México de autos “chatarra”, a los que por su antigüedad y obsolescencia tecnológica ya no les es permitido circular en Estados Unidos (EU), compromete la seguridad vial en calles y carreteras, además de que pone en riesgo la seguridad pública.

Recalcó que el contrabando de “autos chocolate”, es frecuentemente ignorado por las autoridades federales, así como su libre circulación, solapada también por autoridades locales y municipales, contribuye al debilitamiento del mercado interno y del sector automotriz.

En Hidalgo, en Actopan e Ixmiquilpan existe una mayor afluencia de vehículos que ingresan al país desde EU; asimismo, se incrementa la venta en los lotes de automóviles.

Rivera Barquín enfatizó que la regularización de los vehículos que ingresan al país de manera ilegal normaliza y vuelve recurrente el contrabando de vehículos.

“Para darnos una perspectiva del problema, basta con revisar los efectos de las políticas implementadas en los primeros años del sexenio 2006-2012, en los que infortunadamente se intentó regularizar a los vehículos chatarra”, detalló.

Lo anterior, toda vez que de acuerdo con un reporte de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), de 2006 a 2008 la venta de vehículos usados importados sobrepasó las ventas totales de unidades nuevas de todo el país.

Puntualizó que el sector automotriz podría enfrentar otra vez esa amenaza si los nuevos intentos por regularizar los vehículos usados importados fructifican.

Hizo notar que varios gobernadores han propuesto regularizar esos automóviles a través de un engomado que les permita circular.

En ese contexto, reiteró el enérgico rechazo de Coparmex a esas medidas que tienen clara orientación política.

Comentarios