La temporada se nos está yendo como agua, así de rápido, Thanksgiving Day es historia. Dallas puede dar gracias de llegar a su 10 partido sin conocer la derrota, Detroit seguramente dará gracias por Matthew Stafford mientras Minnesota se sigue hundiendo y Pittsburgh tendrá agradecimiento por haber recuperado el liderato de su división, nosotros damos gracias por tres buenos partidos y por un fin de semana promisorio.
Este fin de semana podría ser de mucha gratitud para varios equipos, los enfrentamientos que se darán el domingo podrían cambiar radicalmente la lucha por los boletos para la postemporada pero, básicamente sería un milagro para algunos y un golpe fuerte para otros.
Patriotas-Jets

Para Miami sería un milagro que Jets lograra descarrilar a Brady y compañía, si bien la lucha por el comodín seguiría muy cerrada, esto acercaría la posibilidad de que los Delfines siguieran con una temporada como hacía mucho no tenían y permitirles soñar con ganar su división. El problema es que Jets viene en caída libre, su secundaría es casi inexistente y el proyecto Fitzpatrick no camina.

Bucaneros-Seahawks

Más que darle esperanza a Cardenales, los que esperan un milagro aquí son los aficionados de Atlanta, ¿la respuesta? Muy sencillo, el liderato de la conferencia tiene dueño, Vaqueros de Dallas, entonces, la batalla por el número dos está en el aire y es entre halcones. El problema es que Russel Wilson y su diezmada legión del Boom tienen más que suficiente para hacerle frente a Jameis Winston y compañía, de verdad sería sorpresivo que Tampa se alzara con el triunfo.
El encuentro entre Cincinnati y Baltimore podría abrir la puerta para que Pitts se escape con el título divisional dejando a Baltimore en el camino. Este año Cinci ha batallado para hacer caminar su ofensiva, enfrente, Joe Flacco buscará alcanzar a Pitts en lo alto de la división.
La semana que viene ya es diciembre, comienzan los preparativos finales.

Comentarios