Pachuca .-

El diputado local con licencia Cipriano Charrez Pedraza denunció nepotismo y desvío de recursos en la administración municipal de Ixmiquilpan, que preside su hermano Pascual Charrez.

Ayer, junto con al menos 200 pobladores del municipio, arribó a la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH), donde presentó pruebas sobre las presuntas irregularidades cometidas por la actual administración. También denunció que mil 420 becas, presupuestadas en 2016, nunca se pagaron pero sí se gastó el dinero, mismo que en 2017 se volvió a contemplar con 4.6 millones de pesos, pero tampoco se otorgaron.

“En lo que refiere a 2016 y 2017 ya se gastaron el dinero, eso se llama desvío de recursos y le estamos pidiendo a la autoridad, la Auditoría Superior, que tiene la facultad para que pueda investigar y sancionar”, expresó Cipriano Charrez, quien fue alcalde de ese municipio de 2012 a 2016.

Por otra parte, argumentó que en el Presupuesto de Egresos 2018 de Ixmiquilpan se contemplan cerca de 80 millones de pesos para obra pública, sin que consideren al menos a 45 comunidades. Negativa que, acusó Cipriano, se dio por no querer ser incondicional del actual edil Pascual Charrez.

Además, dijo que estarán al pendiente y pedirá a la dependencia que en verdad le dé seguimiento, pues “si no se le conmina al presidente municipal a que cambie de actitud, seguramente no lo hará”.

Al salir de la auditoría, el contingente se dirigió a la fiscalía anticorrupción de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) a presentar las mismas pruebas.

Comentarios