Acusó presuntos actos de intimidación por parte de la administración de ese municipio

Pachuca.- Alfredo Hernández Pineda, empresario de Tulancingo, con apoyo de la organización civil Causa en Común Hidalgo, denunció presuntos actos de intimidación y acoso por parte de la administración de ese municipio.En conferencia de prensa, acompañado de su apoderada legal Claudia Austria González, el dueño del bar conocido como Ateneo acusó vivir una persecución con fines personales por parte del secretario municipal Raúl Sánchez Parra y la directora del área de reglamentos Viridiana Hernández Herández.

Lo anterior, luego que en recientes fechas, y pese a operar de manera normal, el establecimiento fue clausurado. “La autoridad decidió revocar las licencias de funcionamiento sin justificación alguna y con engaños, a pesar de existir un amparo otorgado por el Tribunal Federal Anticorrupción, lo que viola un derecho constitucional de audiencia”, expresó.Además, expuso que dichas acciones fueron llevadas a cabo sin argumentos e inventando artículos en el bando de Policía y buen gobierno, toda vez que la única justificación que recibieron fue que el hermano del expresidente municipal Eulalio Márquez había dado la orden de cancelar la licencia.

Por esos hechos, solicitó a las autoridades responsables brindar atención inmediata a la carpeta de investigación RAC-18-2019-HG-1602 por el delito de abuso de autoridad y amenazas en contra de Sánchez Parra y Hernández Herández.

Asimismo, den atención inmediata al amparo que la apoderada legal del empresario inició para impedir la clausura del espacio, pues aseguró que este cumple con todos los requisitos para laborar.También, exigió que frenen los actos de acoso y persecución en contra del bar, su propietario y representante legal, pues relataron que incluso llegaron a realizar revisiones a sus vehículos particulares sin motivo alguno.Finalmente, pidió la intervención del gobernador del estado Omar Fayad Meneses para que llame al diálogo a ambas partes involucradas en el conflicto; y responsabilizaron al alcalde de Tulancingo Fernando Pérez Rodríguez y los otros dos funcionarios por cualquier acción en su contra.

  • Alfredo Hernández aseguró que en recientes fechas, y pese a operar de manera normal, el bar Ateneo fue clausurado. “La autoridad decidió revocar las licencias de funcionamiento sin justificación alguna y con engaños”.

Comentarios