Denuncia MC a Robles y Meade

440
meade

Ante la PGR; asimismo, pidió investigar a ambos políticos por ocho delitos,  de los que destacan tráfico de influencias, peculado, cohecho, fraude, entre otros

CLAUDIA SALAZAR /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México
Legisladores y dirigentes de Movimiento Ciudadano denunciaron ante la Procuraduría General de la República a José Antonio Meade y a Rosario Robles, por su probable complicidad en los desvíos de recursos públicos a través de contratos con universidades públicas, cuando eran titulares de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).
El diputado Jorge Álvarez Máynez afirmó que el ahora precandidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no solo es el padre del gasolinazo, sino también del mecanismo conocido como la estafa maestra.
“Existen pruebas documentales, basadas en investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación, de que José Antonio Meade y Rosario Robles están involucrados a fondo en la lógica de lo que se ha conocido como la estafa maestra”, afirmó el legislador.
En nombre de la fracción de diputados de MC, Álvarez Máynez acudió a las oficinas de la PGR para presentar la denuncia y solicitar que se investigue a Meade y Robles por ocho delitos: tráfico de influencias, peculado, cohecho, fraude, ejercicio ilícito del servicio público, uso abusivo de las facultades, abuso de las funciones y enriquecimiento ilícito.
La denuncia refirió a que en la Sedesol se detectó la transacción ilegal de recursos públicos mediante empresas fantasmas, para ser desviados a partir de proyectos que jamás se concretaron.
Por ello, agregó el legislador, es un mito que Meade no es corrupto.
“Es una farsa más del PRI”, aseveró Álvarez Máynez. Al presentar la denuncia, señaló a Meade como uno de los responsables de la ejecución del esquema de la estafa maestra.
“No solo es cómplice y ha guardado silencio, sino que es autor intelectual. Meade es el padre de la estafa maestra, porque en 2015 se planeó el modus operandi de la estafa”, afirmó.
El diputado dijo que en abril de 2015 en la Sedesol se le asignaron a la Universidad Intercultural del Estado de México 120 millones para hacer cuestionarios, de los cuales no hay rastro de 60 millones, porque no existe un contrato sobre a cambio de qué se entregaron esos recursos.
Sobre los otros 60 millones, los cuestionarios no probaron la eficacia ni la implementación.
Antes, en marzo del mismo año, se ejecutó el mismo esquema con la Universidad Politécnica de Chiapas, con un contrato por 400 millones.
De ese dinero, comentó el legislador, 120 millones de pesos tampoco se documentaron con contratos ni convenios.
El resto de los 280 millones se gastaron en evaluaciones de los comedores del programa Cruzada contra el hambre, que tampoco se justificaron, de acuerdo con la auditoría superior.
En ese esquema se subcontrataron empresas para realizar los trabajos.
En mayo de 2015, agregó, se firmó otro contrato con el Tecnológico de Nezahualcóyotl, sin embargo, tampoco se aclaró el destino de los recursos.
“Ese mecanismo lo ejecutó Meade. No es casualidad, fue en año electoral e hicieron su cochinito, más de 8 mil millones de pesos comprobados, es el mecanismo por medio del cual se enriquecen y financian sus casas blancas; es el cochinito con el que ahora José Antonio Meade quiere financiar su campaña”, aseguró el legislador.
La estafa maestra, sostuvo, no es un caso aislado de corrupción, sino que obedece a un mecanismo de planeación y estrategia financiera para desviar recursos públicos.

Comentarios