Denuncian a Administración de Auditoria Fiscal del SAT en Hidalgo: “no respeta ni la sana distancia”

2862
Administración Desconcentrada de Auditoría Fiscal de Hidalgo, Servicio de Administración Tributaria (SAT), Sana distancia, Coronavirus, Covid-19
Imagen ilustrativa / LUISA AMADOR

Pachuca.- La Administración Desconcentrada de Auditoría Fiscal de Hidalgo, del Servicio de Administración Tributaria (SAT), no respeta las medidas implementas por la Jornada Nacional de Sana Distancia para frenar la propagación del coronavirus (Covid-19), denunciaron trabajadores de la dependencia.

De acuerdo con los afectados, pese a que las autoridades federales decretaron la fase 3 de la epidemia, es decir, la de mayor propagación, la administradora, María Trinidad Nájera Vite, no respeta la medida del espacio considerado de sana distancia, ni tampoco ha permitido que el personal trabaje desde casa, aunque la naturaleza de sus labores lo permite.

Aunque en el área de Asistencia al Contribuyente se han tomando diversas medidas para mitigar la pandemia, como la atención únicamente por citas, en el área de auditoría el personal sigue laborando con normalidad, pese a que el pasado 25 de marzo el gobierno federal anunció que suspendería actividades no esenciales.

La denuncia vertida a este diario señala que en el área de auditoría hay 100 personas, “en la parte de arriba y son a los que menos nos permiten ni siquiera tener la sana distancia”, declaró una de las afectadas.

“Son auditorías y tenemos plazos, pero suspendieron a todos menos a nosotros, pero lo grave es que ni siquiera respetan la sana distancia, ni siquiera eso”, continuó. Además, reprochó que a los auditores los siguen enviando a visitar contribuyentes aun cuando la mayoría de los negocios están cerrados.

“La señora (María Trinidad Nájera Vite) es muy inconsciente de la situación por la que pasa la ciudad, el estado, el país. Además, amenaza que va a poner faltas a quien no venga a trabajar”, expuso.

Asimismo, las mujeres que están lactando son obligadas a cumplir con su jornada laboral.

En las oficinas centrales del organismo en la Ciudad de México, se estableció un rol de trabajo para que los empleados no estén todos juntos, “sí podemos trabajar en casa, solo que la administradora no quiere”, declaró una afectada.

Este diario consultó al área encargada de atención a medios en la oficina de Servicios al Contribuyente, misma que dio a conocer que la actividad del SAT se considera esencial, no obstante, de acuerdo con los decretos emitidos el personal en condiciones vulnerables debió ser enviado a casa. Además, existen lineamientos específicos que determinan quién sí puede hacer trabajo en casa y quién no.

El área de atención a usuarios, además de operar solo con cita previa, estableció medidas preventivas como la colocación de acrílicos en los módulos, distribución de cubrebocas y marcas para determinar la llamada sana distancia.

Comentarios