Denuncian abusos de minera canadiense

520
minera
Almaden Minerals realiza un proyecto de exploración en Ixtacamaxtitlán, Puebla, sin permisos de la autoridad ambiental

DIANA BAPTISTA / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

La empresa minera canadiense Almaden Minerals realiza un proyecto de exploración en Ixtacamaxtitlán, Puebla, sin permisos de la autoridad ambiental, denunciaron organizaciones sociales.
En febrero de este año, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) rechazó un informe preventivo de la empresa que le impide seguir sus labores de exploración en 69 nuevos barrenos o agujeros que se rellenan de explosivos.
Ello al considerar que la compañía no puede garantizar el respeto a la Norma Oficial Mexicana 120, la cual ha violado en múltiples ocasiones.
“Por varias vías jurídicas, el día miércoles cumplimos dos años de que los títulos de concesión están suspendidos. Por diferentes vías no podría estar operando la empresa, sin embargo lo está haciendo”, señaló Diana Pérez, integrante del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec).
Aseguró que la empresa no ha dado a conocer dicha información a sus inversionistas, a quienes informó en una nota de prensa que continuará la exploración agresiva en la zona.
Patricia Legarreta, integrante de Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (Poder), añadió que ésta tiene dos subsidiarias mediante las cuales hace solicitudes de exploración, como una forma de superar las prohibiciones de Semarnat.
Según el informe “Evaluación de impacto de derechos humanos”, realizado por especialistas en distintos ramos, la minera canadiense viola el derecho a la salud, a la consulta informada y al acceso al agua.
En informes presentados ante sus inversionistas, la empresa asegura que ha hecho perforaciones de 700 metros, lo cual rebasa el límite establecido de 150 metros e implica que ha perforado el acuífero del que dependen 15 comunidades.
Dicha acción ha dejado sin agua varios predios, en una zona agrícola que depende del acceso al líquido de la cabecera del río Apulco, además de que contamina la cuenca, cuya agua es de buena calidad.
Las comunidades tampoco cuentan con la infraestructura en salud adecuada para hacer frente a enfermedades respiratorias asociadas con la minería.
La compañía no ha informado a las localidades sobre el impacto que tienen sus actividades en la región ni ha acatado la ley sobre la realización de consultas previas e informadas a la población indígena.
De acuerdo con el informe, Almaden Minerals es una empresa junior que lleva siete años en fase de exploración y que se dedica a la especulación: solo reporta pérdidas, no paga impuestos en México y se dedica a adquirir deuda.
Sin embargo, desde 2016 anunció la cotización de acciones en Toronto y Nueva York para financiar la nueva fase de exploración que no fue rechazada por la autoridad ambiental.
La compañía prevé perforar 179 toneladas de roca para sacar 0.76 gramos de oro por tonelada y 47 gramos de plata por tonelada.

Comentarios