Tula.- Mediante una carta enviada a medios de comunicación, elementos de la policía estatal adscritos a la región de Tula, denunciaron acoso laboral y supuesta corrupción por parte de Diadimir Morelos Esquivel, quien actualmente es el jefe regional de esta zona.

Aparentemente, los policías son obligados a “mocharse” con este y con los encargados de turno, Raymundo Serrano Gómez y José Antonio Cornejo.

En el documento, muestran su desacuerdo y a la vez preocupación, ” ya que el delegado Diadimir, así como sus encargados de turno han hecho de nuestro entorno laboral algo difícil de tolerar”.

Cambio de horarios y entrega de “remisiones”, son algunas de las inconformidades; “desde hace dos meses somos obligados a cubrir una jornada laboral de cuatro días de trabajo por dos de descanso, diciendo que tenemos baja productividad, solo porque no les llevamos remisiones, en pocas palabras dinero para llenarse sus bolsas.

Si con tres días no rendimos, menos trabajando cuatro, debajo de nuestro uniforme también somos personas que tenemos familias, que nos cansamos, que también salimos con miedo, no es posible que pese a la actual pandemia que se vive seamos obligados a trabajar de más aumentando así el riesgo de un posible contagio, no les basta con sus cuantiosos entres que les mandan cada mes los dirigentes del servicio público por dejarles trabajar; combis y taxis piratas, así como los huachicoleros, gaseros, los que se dedican al robo de las vías del tren, en otros “entres” más pues la región de Tula la tienen bien organizada”.

A través de este medio, hicieron un llamado al secretario de Seguridad Pública Mauricio Delmar Saavedra y al comisario Uriel de Jesús Moreno Castro para que revisen “la clase de mandos que tienen”.

Comentarios