Vecinos de Paseos de Chavarría denunciaron que la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim) les pidió comprar nuevos medidores; esto a tres años de que fueron renovados, pues el argumento fue que se quedaron sin pila. El costo fue de 3 mil 500 pesos, que pagaron a plazos, por lo que solicitan al organismo explicación sobre la nueva medida.
Los vecinos reportaron que durante el último pago les explicaron que los medidores de tarjeta cambiarían, “dijeron que el equipo llegó a su fin porque la pila se agotó, los cambiarán por equipos convencionales, los cuales requieren que mes a mes una persona tome la lectura”.
Señalaron a este medio que los requisitos para cambiarlos son: mandar escrito dirigido al director de la comisión solicitando el cambio de medidor IUSA a medidor normal, copia de credencial de elector y croquis de ubicación.
Uno de los inconformes recordó que cuando llegaron a residir en esa colonia les hicieron comprar un medidor de 3 mil 500, y su uso fue de apenas tres años. “¿Qué aparato actualmente no cuenta con cambio de pila para que siga funcionando? ¿Para qué necesitan de nuestra autorización para cambiar el medidor?”, indicaron.
De acuerdo con esta nueva modalidad, cada mes tendrán que tomar lectura de los medidores, si no pueden cobrarán el equivalente a 12 metros cúbicos por no contar con la lectura real. A los vecinos les fue repartido un folleto con las características de la nueva modalidad de cobro.
“Vino personal de la comisión a dejar un folleto donde avisan del cambio de medidor, qué casualidad que al final de la administración”, reiteraron.
En 2014 la comisión suspendió la instalación de medidores digitales, al registrar deficiencias en su operación, pues más de 6 mil 400 aparatos de ese tipo instalados por la empresa IUSA presentaron deficiencias en el registro del consumo del servicio.
Ante esa situación, el organismo operador del agua determinó que ya no continuaría la instalación en viviendas de los usuarios.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios